Deportes

A Nelson Haedo le pica la idea de ser presidente de Cerro

 

Nelson Haedo Valdez es, sin dudas, un jugador histórico de la Selección y del fútbol paraguayo. Mundialista dos veces con la Albirroja (Alemania 2006 y Sudáfrica 2010), jugó su último partido de fútbol profesional en el club de sus amores, Cerro Porteño, a fines del año pasado. Es conocida su historia de no haber debutado antes en Primera en canchas nacionales, haciéndolo directamente en el Werder Bremen alemán en 2003, donde fue campeón al año siguiente y, más tarde, forjó una carrera exuberante en equipos de España, Rusia, Grecia, EEUU y un breve paso por Emiratos Árabes.

Ahora Haedo Valdez está embarcado en la organización de su partido de despedida y, en ese contexto, conversó sobre su trayectoria con FALG de Monumental AM. Comenzó por el final, por el deseo cumplido de jugar en Cerro: “El sueño del pibe fue jugar en Cerro, de niño soñaba con eso. El 99% de los paraguayos quiere eso; jugar en Olimpia o Cerro, en su club de infancia”, dijo el hoy ex delantero.

Sin embargo, fue sincero con respecto al último tramo de su vida deportiva, pues a su parecer no fue el final que esperaba: “No terminó como quería mi carrera, si no hago la despedida (es porque) me siento todavía como jugador”, confesó el futbolista nacido en 1984 en San Joaquín. Para él, sentirse aun jugador hizo que fuera “difícil tomar la decisión de dejar el fútbol”.

EL MEJOR MOMENTO. De los momentos importantes de su larga carrera, el León Guaraní elige, sobre los demás, el momento en que se hizo profesional en Alemania. “En toda mi carrera me quedo con el momento de mi llegada al Werder Bremen”, club al que llegó a los 17 años. ”Todo valió la pena”, resumió.Una pregunta obligatoria tiene que ver con su futuro en torno al fútbol, donde Cerro Porteño sigue en el horizonte: Quiere ser presidente. Quien se considera “un trabajador nato”, aseguró que le “pica la mano (la idea de la presidencia del Ciclón) y está en uno de mis deseos, pero antes me quiero preparar”. El León de 37 años prepara el partido de despedida con los jugadores del Mundial 2010 y con los Amigos de Haedo.

“No terminó como quería mi carrera futbolística, si no hago la despedida... me siento todavía como jugador”.

Dejá tu comentario