6 de diciembre
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 2 de septiembre de 2016, 13:51

Rajoy pide apoyo al PSOE para gobernar y dice no ver alternativa

El candidato a la Presidencia del Gobierno español, Mariano Rajoy (PP, centroderecha), hizo este viernes un último llamamiento a los socialistas (PSOE) para ser reelegido con su apoyo y aseguró que no existe alternativa a esa opción, salvo la de repetir las elecciones.
EFE

Antes de que poco después de las 18.00 horas GMT se celebre la segunda votación sobre su investidura, Rajoy se dirigió a los diputados para intentar ampliar el respaldo a su candidatura, que ya fue insuficiente en la anterior votación, el miércoles pasado, al sumar 170 votos a favor por 180 en contra.

La breve intervención de Rajoy, que preside el Ejecutivo español desde diciembre de 2011, tuvo como único destinatario el líder del PSOE, Pedro Sánchez, a quien responsabilizó de la hipótesis de que, ante la falta de acuerdo, haya que celebrar nuevas elecciones legislativas en diciembre, las terceras en un año.

"Es una situación excepcional, sin precedentes" que España lleve ocho meses con un Gabinete en funciones, con competencias limitadas, por lo que Rajoy pidió a los socialistas que "devuelvan (al país) a la normalidad democrática" y permitir la formación de un Gobierno.

Acusó a Sánchez de bloquear la política y criticó que, pese a decir "no" a su candidatura, no exponga una alternativa de Gobierno.

Para apoyar sus argumentos Rajoy subrayó que es necesario adoptar medidas, como la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado o recortar el déficit, que un gabinete en funciones no puede sacar adelante.

"El no gobierno tiene coste. Pasará una alta factura. Y tendremos que pagarla entre todos", advirtió.

Tras la intervención de Rajoy intervendrán los portavoces de los grupos antes de la votación en la que, previsiblemente, el candidato será rechazado.