30 de abril
Domingo
Muy nublado
17°
24°
Lunes
Parcialmente nublado con chubascos
18°
24°
Martes
Mayormente despejado
19°
27°
Miércoles
Nublado con chubascos
19°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
domingo 25 de diciembre de 2016, 01:00

Querido Papá Noel

Luis Bareiro
Por Luis Bareiro

No te diré que me porté bien para evitar que lo usen en mi contra. Vos sabes cómo son estas cosas. Yo creo que sí, mis gerentes me lo aseguran y mis asesores, luego de cobrar el aguinaldo, dicen que fue un comportamiento excepcional; pero las encuestas amañadas que publican esos que se creen dueños de la verdad no me son del todo favorables. Así que digamos que me porté como yo creo que debería portarme. Y me fío mucho de mi opinión porque tiende a coincidir notablemente con la de todos los que me rodean. O es al revés. Ya no sé. A veces me mareo un poco. A veces mucho. En fin, retomemos...

En mi lista de pedidos esta vez incluyo algunas cuestiones que pueden ocasionarte algún reparo moral. No hay problema con eso, estoy acostumbrado a lidiar con cierto nivel de sensibilidad en alguna gente. Vos hablá con José que él se encargará de resarcirte.

Voy a los pedidos:

Quiero la reelección y quiero una epidemia de amnesia para que todos olviden que una vez dije que no la quería. No es que no tenga palabra, es que antes no me daba cuenta de cuánto me necesita el país.

Sé que te han dicho que he tenido pensamientos impuros con respecto a la Constitución, pero no es cierto. Yo la quiero tanto como a mi querida ANR, solo que a veces –como hice con ella– hay que enmendarla, incluso contra su propia voluntad.

Quiero que la gente tenga el tino suficiente como para darse cuenta de que el buen periodismo es el que se practica en los medios que compró Sara. Los demás no saben hacer su trabajo. Deberían hablar con José.

Quiero entender el extraño fenómeno que hace que cada vez que concluyo una reunión con mis principales asesores acabe con las medias húmedas. Voy a terminar enfermándome.

Quiero que Marito acepte la embajada en Alepo.

Quiero un buen técnico que garantice el funcionamiento del telepronter. Ya es difícil leer girando la cabeza de derecha a izquierda con el talento suficiente como para que nadie se dé cuenta de que lo estoy haciendo, como para que encima se cuelgue. Van a creer que no puedo improvisar un discurso.

Quiero que Efraín entre al Baila y pierda.

Quiero una saludable disfonía para Desirée, más baches para Mario, laringitis para Enrique, otro hotel, petróleo en el Chaco y feliz Navidad para todos.

Ah, y un chupín dos talles más grande.

Gracias

Yo