17 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
lunes 10 de abril de 2017, 01:00

Petropar intentará habilitar hoy recarga móvil de gas

La tercera, la vencida. Luego de dos postergaciones, Petropar tiene previsto habilitar esta mañana el camión cisterna de recarga móvil de gas licuado de petróleo (GLP). La primera vez, el 1 de abril, se había suspendido por el conflicto político con enfrentamientos en el Congreso y el sábado por amenazas de malas condiciones climáticas.

La agenda continúa invariable y el acto de presentación del servicio Ñande Gas móvil se hará en el Bañado Norte de nuestra capital, a partir de las 11.00.

El local donde se exhibirá el camión de recarga móvil será el club San Juan, ubicado a tres cuadras de la avenida Artigas, sobre la calle San Estanislao.

La estatal de combustibles refiere que el pequeño camión cisterna para la venta móvil de gas es de alta seguridad y apunta a llegar a distintos barrios, a fin de recargar las garrafas a un precio de 5.000 guaraníes el kilo.

El titular de la empresa, Eddie Jara Rojas, destacó la importancia del avance que representa la venta móvil de gas licuado de petróleo (GLP).

Dijo que llegarán a los distintos barrios cumpliendo todas las exigencias legales. “Garantizaremos la debida seguridad en los lugares donde nuestros móviles se instalarán y, fundamentalmente, ofreceremos la recarga de gas a 5.000 guaraníes el kilo, como desde el primer día”.

CRíTICAS. Por otra parte, la habilitación de este servicio también fue blanco de duros cuestionamientos desde el sector privado de venta de GLP.

El empresario de Capagás Pedro Balotta consideró que este servicio es “una muestra más de que se está gobernando a lo Venezuela, igualito que Maduro, a partir de que está sustentado en un decreto que nadie entiende y más bien es un mamotreto”.

Ratificó que el precio de venta de G. 5.000 el kilo sigue siendo “un precio que subvenciona el Estado”.