18 de agosto
Viernes
Mayormente nublado
20°
24°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
10°
22°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 30 de marzo de 2017, 02:00

Oficialismo defiende ultraje y hoy presentarían enmienda

El senador Juan Darío Monges defendió el ultraje a la Constitución Nacional perpetrado por 25 senadores durante la sesión paralela realizada el martes pasado, donde una mayoría entre oficialistas, llanistas y luguistas aprobó la modificación de tres artículos del reglamento interno del Senado cuyo único objetivo es el tratamiento de la enmienda pro reelección, que se presentaría finalmente esta mañana.

El legislador colorado criticó a los medios de comunicación por las publicaciones sobre la ilegalidad de lo hecho en el Senado insistiendo en que procedieron en términos legales y constitucionales y sostuvo que en una sesión siempre prevalece la decisión de una mayoría.

Indicó que no existió sesión paralela señalando a que había "un grupo minoritario irracional que no quería sesionar".

"Me parece lamentable el título que le da un medio como Última Hora, me gustaría saber dónde está el atraco si hemos procedido en términos legales y constitucionales. Hemos presentado un pedido de sesión extraordinaria en el marco de nuestro reglamento, y expresamos el motivo. Queríamos darle entrada a un proyecto, lo hemos hecho en tiempo y forma, y el presidente del Senado dictado por una minoría nos dice que no puede hacer la convocatoria porque no está expuesto el motivo, y era mentira, entonces nosotros le reiteramos otro pedido", expresó.

Si bien Monges evitó dar fecha exacta para la presentación del proyecto de enmienda, la misma se haría esta mañana durante la sesión del Senado, según las fuentes.

Monges reconoció que tanto el presidente del Senado Roberto Acevedo, como el vicepresidente segundo Eduardo Petta se encontraban en el recinto al momento de que Velázquez se autoproclamó titular del Congreso.

"Pero tampoco es justo como ellos reaccionaron" (sic), expresó.

Indicó que "para declararse en sesión hay que tener 23 votos, no existe sesión paralela, solo había un grupo minoritario irracional que no quería sesionar".


Indignación

Como parte del rechazo de la Iglesia Católica al proyecto de violentar la Constitución Nacional llevado a cabo por el cartismo, el luguismo y el llanismo, la comunidad de la parroquia María Auxiliadora decidió vestir el templo con la tricolor bandera y decir "no a la enmienda". Esta iniciativa surgió a raíz de la indignación no solo de la comunidad religiosa y la feligresía, sino también de un amplio sector ciudadano que no está de acuerdo con el atropello a la Carta Magna en pos de un plan de concentración de poder político, según el sacerdote César Ruiz.