2 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
lunes 4 de julio de 2016, 19:17

Obras de la Costanera II amenazan reserva ecológica

Las obras de dragado que se realizan en la bahía de Asunción violan la ley que declara como área silvestre protegida al Banco San Miguel y amenazan a miles de aves migratorias en su recorrido por toda América. La avenida Costanera habría acabado con más del 70% del hábitat de los animales, denunció la asociación Guyra Paraguay.

Por Jhojhanni Fiorini | @jhojhanni

Los humedales del Banco San Miguel -a orillas del río Paraguay-, donde se realizan las obras de dragado en el marco de las obras para la construcción de la Costanera II, son el lugar de reposo de cientos de aves que se ven amenazadas por los trabajos en la zona.

Los daños medioambientales que sufrió el lugar a partir de la construcción de la avenida afectan a más de 100 especies de aves migratorias en su recorrido por toda América, situación que se agrava ahora.

Las dragas ya removieron al menos 55.000 metros cúbicos y hay 280 metros lineales ganados sobre el río Paraguay. En total se deben extraer 2.500.000 metros cúbicos del área del cauce hídrico de manera a rellenar todo el trayecto de la futura franja costera, según el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

Al inicio de la construcción de la avenida Costanera, los primeros dragados afectaron negativamente al Banco San Miguel, ocasionando la desaparición de más del 70% del hábitat de aves playeras, según informó Alberto Yanosky, de la asociación Guyra Paraguay.

Embed

La ley 2.715 del año 2005 declara al Banco San Miguel y a la Bahía de Asunción como reserva ecológica, con el objetivo de conservar la biodiversidad del sitio. Esta reserva es hábitat de más del 70% de la avifauna de Asunción, con registros de 294 especies.

Es además una parada clave para 112 especies de aves migratorias, entre las que se encuentra el Playerito canela (Calidris subruficollis), considerado "casi amenazado" a nivel global.

El lugar fue declarado De Importancia para las Aves y la Biodiversidad (IBA), y por definición un Área Clave para la Biodiversidad (KBA, por sus siglas inglés) a nivel internacional en el año 2006 y forma parte de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (WHSRN) desde el año 2008.

El sitio es importante para especies de mamíferos y peces, y representa uno de los sitios con mayor cantidad de registros de anfibios y reptiles en el departamento Central.

En el periodo anterior a la construcción de la avenida, del 2000 al 2004, la ONG ambientalista Guyra Paraguay registraba al año hasta 3.000 aves migratorias, que viajan más de 10.000 kilómetros desde el norte del continente americano y utilizan los humedales de esta zona del país para alimentarse.

Embed

Cada año, las aves que transitaban o anidaban permanentemente por la zona se veían cada vez más amenazadas por el aumento constante de la contaminación.

Para recuperar estos espacios se efectuaron acciones de restauración ecológica durante dos años, que se llevaron a cabo con la Municipalidad de Asunción, el MOPC y la Secretaría del Ambiente, para promover la recuperación de las playas y el hábitat para las aves.

"Invertimos casi 500.000 dólares y estamos viendo que estamos cometiendo los mismos errores", comentó Yanosky.

Entre las aves afectadas se incluye una catalogada como "casi amenazada" por Birdlife International, el Playerito canela.

Esta pequeña ave, con un cuerpo de no más de 17 centímetros y un plumaje "manchado" de negro, atraviesa todos los años el continente americano, desde Alaska o Canadá hasta el sureste de Paraguay, Argentina y Uruguay.

Embed

Cabe destacar que de acuerdo con la categoría de reserva ecológica con la que cuenta el sitio, forma parte del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas (SINASIP), que está destinado a realizar exclusivamente actividades de investigación, recreación y turismo.

La ley 2.715/05 prohíbe cualquier intervención que pueda significar un daño para las áreas protegidas. Su artículo 60 expresa que "las violaciones a lo dispuesto por esta Ley serán consideradas como atentatorias contra un bien social y tendrán carácter de delito de acción penal pública".

Asimismo, en su artículo 3 indica que el "Plan de Manejo de la Reserva Ecológica Banco San Miguel y Bahía de Asunción" debía ser elaborado en un plazo no mayor a los trescientos sesenta días a partir de la publicación de Ley -promulgada en el 2005- y debía finalizar en un plazo no mayor a los ciento ochenta días desde el inicio, esto no ocurrió.

Embed

La Secretaría del Ambiente (SEAM), en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores, debía de iniciar los trámites ante el Comité del Patrimonio Mundial para que el Área Silvestre Protegida sea incluida en la Lista del Patrimonio Mundial, esto tampoco se concretó.

Guyra Paraguay solicita a las autoridades competentes actuar conforme a la Ley de Áreas Silvestres Protegidas 352/94 e insta a seguir trabajando en conjunto para la conservación de este sitio, que es importante no solo para la conservación de la fauna sino también para la conservación de los recursos naturales.

La SEAM -encargada de la licencia ambiental y responsable en parte de la reserva-, el MOPC y la Municipalidad de Asunción, junto con el Ministerio Público, son las instituciones que tienen atribuciones en este sentido.

Este medio intentó comunicarse con el director de Gabinete de la SEAM, Nelson Caballero, llamando a su teléfono celular con terminación 936, pero el mismo no respondió a las llamadas. Asimismo, el intento de contactar con la Dirección General de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Asunción tampoco fue fructífero.