17 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
martes 15 de agosto de 2017, 09:30

Ministro reconoce que habló con policía, pero niega ofrecimiento de dinero y casa

Seguro, pero algo nervioso, el ministro del Interior, Lorenzo Lezcano, negó haberle prometido dinero o algún bien material al suboficial Gustavo Quintana para que asuma la culpa del asesinato de Rodrigo Quintana, el joven líder del PLRA fallecido el 1 de abril en la sede de su partido. Se puso además a cargo de la Fiscalía.
En su declaración ante el Ministerio Público, el suboficial de Policía acusó al actual ministro del Interior de haberle ofrecido dinero e incluso una casa para asumir la culpa por la muerte del joven dirigente de base liberal, tras la quema del Congreso Nacional contra la enmienda pro reelección.

Lezcano habló en la mañana de este martes con el programa La Lupa en Radio Monumental AM y negó toda acusación, aunque en medio de cierto notable nerviosismo, reconoció haber dialogado con Florentín pero no a solas, sino frente a 15 personas en el despacho del comisario Abel Cañete, director de Apoyo Técnico de la Policía Nacional.

"Me pongo a entera disposición del Ministerio Público a fin de aclarar estos hechos y más aun si es que este tal ofrecimiento afecta el curso de las investigaciones", expresó.

Precisó, además, que conversó con Florentín el 1 de abril en el departamento de Investigaciones de Delitos, entre las 08.00 y las 09.00 de tal jornada. Sin embargo, no lo hizo a solas, según dijo.

"Le hablé tras recibir una llamada del comisario Abel Cañete donde me había comentado que había inconveniente con la Fiscalía por cierta desconfianza hacia los policías. En ese momento me contó que, según imágenes de circuito cerrado, se llegó a determinar que Florentín concretó el disparo letal. Esa fue la única vez, de ahí nunca volví a hablarle", aseguró.

ES FALSO

Lezcano reiteró que no existió ofrecimiento alguno y que el testimonio del policía es falso. "Los hechos resultan bastante claros. Existen imágenes de video que lo inculpan. En ningún momento le insinué que asuma la responsabilidad", sostuvo.

"No existe forma alguna de querer inventar otra historia, la cámara de circuito cerrado es elocuente. Más de 50 testigos en ese lugar. Fue evidente todo lo que pasó", reiteró.

ME ENTERÉ POR RADIO

Esta declaración fue clave. El ministro del interior, quien en ese momento era viceministro de Seguridad Interna, se enteró del asesinado de Quintana tras el atropello de uniformados a la sede del Partido Liberal mediante la prensa radial.

"Escuché por radio y al primero que le llamé fue a Abel Cañete porque escuché que varios oficiales estaban en el lugar portando arma", dijo.

EL CASO

El suboficial segundo Gustavo Florentín, imputado por homicidio doloso por la muerte del joven universitario Rodrigo Quintana –dirigente de base liberal–, se animó a prestar declaración indagatoria ante el fiscal Hernán Galeano tras cuatro meses de haber ocurrido el hecho.

La declaración inició a las 9.00 y culminó nueve horas después; es decir, a las 18.00 horas.

Posteriormente, confirmó que recibió propuestas de dinero e incluso una casa por parte del actual ministro Lorenzo Lezcano (quien en ese momento era viceministro de Seguridad), para que se culpe a sí mismo por el asesinato de Quintana.

Esto lo dijo él ante el fiscal Hernán Galeano, así como su abogada Selva Rodríguez. Por otra parte, Florentín manifestó que su camarada Arnaldo Andrés Báez (imputado por coacción) fue quien realizó el disparo que acabó con la vida de Rodrigo. En tanto, el ex director de la Primera Zona Policial, Prudencio Burgos, ordenó supuestamente que abandonen el Congreso para reforzar el pelotón.