20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
miércoles 29 de marzo de 2017, 20:36

Justicia argentina confirma a expertos para investigar la muerte de Nisman

La Justicia argentina confirmó este miércoles a la junta de expertos asignada para investigar el caso del fiscal Alberto Nisman, hallado muerto en enero 2015, cuatro días después de haber denunciado a la entonces presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento de terroristas.
EFE

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal confirmó a la junta al rechazar un recurso presentado por la defensa del único imputado en el caso, Diego Lagomarsino, el colaborador informático que prestó al fiscal el arma que fue hallada junto a su cadáver.

La convocatoria de una junta de peritos interdisciplinaria para establecer las causas de la muerte de Nisman había sido una de las medidas dispuestas por el fiscal Eduardo Taiano cuando se hizo cargo de la investigación, el año pasado, al pasar la causa al ámbito de la Justicia federal argentina.

La defensa de Lagomarsino había solicitado que en dicha junta participaran también los expertos que llevaron a cabo las pericias de la primera parte de la investigación, cuando la causa estaba en manos de otro tribunal de menores competencias.

Transcurridos algo más de dos años, la Justicia argentina aún no ha podido determinar si la muerte de Nisman fue un suicidio, suicidio inducido o un asesinato.

El fiscal, encargado de investigar un atentado contra una mutual judía ocurrido en Buenos Aires en 1994 con un saldo de 85 muertos, fue hallado en su casa el 18 de enero de 2015, cuatro días después de haber denunciado a Cristina Fernández y a varios de sus colaboradores por supuesto encubrimiento de los terroristas responsables del ataque.

Para el fiscal, el Gobierno kirchnerista había negociado con Irán la impunidad de varios supuestos implicados en el atentado a cambio de mejorar las relaciones comerciales.

La familia de Nisman defiende la hipótesis del asesinato y fue muy crítica con la primera parte de la investigación de la muerte por apuntar más a la hipótesis del suicidio, aunque sin resultados concluyentes.

Lagomarsino permanece como el único imputado en la causa por ser el dueño del arma de la que salió el disparo que acabó con la vida de Nisman.

Según su versión, el propio fiscal le había pedido el arma el día anterior porque temía por su seguridad y la de su familia.

APARECEN EN ESTA NOTA