26 de septiembre
Martes
Despejado
20°
33°
Miércoles
Muy nublado
21°
34°
Jueves
Muy nublado
20°
30°
Viernes
Chubascos
18°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
martes 21 de marzo de 2017, 21:45

Imputan al sospechoso de asesinar a Diana

Antonio López (22) fue imputado por homicidio doloso este martes. El hombre es sospechoso de haber asesinado a la joven Diana Florentín (18), quien fue hallada desnuda y con un disparo de arma de fuego en la cabeza.

La imputación fue presentada por la fiscal Norma Ortiz de Caaguazú. Además solicitó al Juzgado Penal de Garantías que se aplique la medida cautelar de prisión preventiva.

El hombre, quien había huido cuando la Policía llegó a su domicilio, ya está detenido y a cargo de los uniformados.

El hecho se registró el pasado viernes en horas de la tarde. El cuerpo sin vida de la joven fue hallado a orillas del arroyo Chi'o.

Una vez en el sitio, se realizaron procedimientos de rigor, en presencia del médico forense del Ministerio Público, quien ordenó el traslado del cuerpo sin vida de la adolescente al Hospital Regional.

El forense determinó como posible causa de muerte un traumatismo de cráneo encefálico por disparo de proyectil producido por arma de fuego.

Una esquela

"Bueno, soy Diana, y voy a salir con Antonio López, el amigo de Carlos, nos vamos a una quinta, supuesto dueño 'Jorge', dejo esta nota por si me llegue a pasar algo, él es el responsable de esto", rezaba la esquela que dejó escrita a puño y letra la fallecida antes de salir de su casa.

Después de leer este papel los efectivos policiales buscaron a López, quien fue hallado en casa de un tío en Coronel Oviedo, al percatarse de la presencia de los uniformados, se dio a la fuga.

Los policías inspeccionaron sus pertenencias: una maleta con prendas de vestir, un revólver calibre 22 de la marca Doberman con tres vainillas percutidas y siete cartuchos vivos sin percutir en los alvéolos.

También fueron halladas cuatro vainillas servidas y cuatro cartuchos vivos sin percutir, todos calibre 22 mm, y un cartucho vivo calibre 44.40 mm, todos estaban ocultos entre las prendas de vestir. Asimismo, se encontró una billetera de cuero amarillo de uso femenino, entre otros objetos.