18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 13 de abril de 2017, 01:00

Gobierno y Congreso de Brasil, en shock por las investigaciones de corrupción

El Supremo Tribunal Federal (STF) autorizó 76 procesos contra 98 personas. La noticia vació el Congreso y amenaza con frenar las reformas económicas propuestas para sacar al país de la recesión.

Brasil amaneció este miércoles en shock tras la crisis desatada por una ola de investigaciones masivas sobre la corrupción en el poder político, mientras el Gobierno buscaba bajarle el tono a una situación que golpea al gabinete y a la cúpula del Congreso.

La lista divulgada la noche del martes apunta contra el núcleo duro del Legislativo y del Ejecutivo, que gobierna Brasil desde que Michel Temer llegó a la presidencia el año pasado tras la destitución de Dilma Rousseff por manipular las cuentas públicas.

El Supremo Tribunal Federal (STF) autorizó 76 procesos contra 98 personas, que involucran a ocho ministros –inicialmente se reportaron nueve, pero la corte aclaró que un caso fue devuelto a la fiscalía para ser revaluado–, un tercio del Senado (24 de 81), casi 40 diputados y tres gobernadores, sin distinción de ideologías.

La noticia literalmente vació al Congreso en la víspera y amenaza con frenar las reformas económicas que impulsa Temer para sacar al país de la recesión.

Pero el equipo de Temer buscó transmitir "normalidad" a primera hora del miércoles. "No hay hechos nuevos, los nombres eran los que ya se estaban mencionando. El Gobierno continúa trabajando y ahora es una cuestión individual que permitirá defenderse a cada ministro acusado", dijo una fuente.

Temer dijo que suspenderá transitoriamente a sus ministros si las pesquisas basadas en las "delaciones de Odebrecht" se convierten en denuncias y los forzará a renunciar si los casos llegan a juicio. Las confesiones no son consideradas pruebas a menos que así sea constatado en una corte.

"El ya debilitado presidente Michel Temer quedará aún más débil y quizá pierda el control de su grupo de apoyo en el Congreso, donde hay muchos 'desesperados', mirando sus posibles reelecciones en 2018", escribió David Fleischer, politólogo de la Universidad de Brasilia.

Están bajo la lupa Eliseu Padhila, jefe de Gabinete; Wellington Moreira Franco, secretario general de la Presidencia –ambos del PMDB–; y el canciller Aloysio Nunes, del PSDB, principal aliado de la coalición en el poder; Blairo Maggi (Agricultura), Gilberto Kassab (Ciencia y Tecnología), Helder Barbalho (Integración Nacional), Bruno Araújo (Ciudades) y Marcos Pereira (Comercio Exterior).