28 de junio
Miércoles
Muy nublado
17°
28°
Jueves
Mayormente despejado
16°
25°
Viernes
Nublado
15°
23°
Sábado
Muy nublado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
sábado 17 de diciembre de 2016, 02:00

El PE analiza promulgar plan de gastos y pedir ampliación de urgencia al Congreso

El Poder Ejecutivo analiza la posibilidad de solicitar a la Comisión Permanente del Congreso, que entra a funcionar en el receso parlamentario, que convoque a sesión extraordinaria de ambas cámaras para tratar un pedido de ampliación presupuestaria, que será destinada a pagar la deuda pública del próximo año, señaló el viceministro de Administración Financiera del Ministerio de Hacienda, Ramón Ramírez.

Tras la decisión del Senado de ratificarse en su postura de recortar el monto destinado a la emisión de bonos del Tesoro y poner un tope a la política monetaria del BCP, durante el estudio del proyecto de Presupuesto 2017, el Poder Ejecutivo comenzó a analizar las alternativas que impidan el incumplimiento de compromisos internacionales, sin afectar la operatividad del Estado.

Una de las vías es vetar totalmente el Presupuesto 2017 aprobado por el Congreso, con lo cual el próximo año regiría el plan de gastos aprobado para este año (se replicaría el mismo presupuesto el año que viene).

VETO. Para que el Congreso rechace el veto del presidente Horacio Cartes precisa contar con 23 votos en el Senado y 41 votos en la Cámara de Diputados, y allí el Ejecutivo no tendrá otra alternativa que ejecutar el plan de gastos que salió del Parlamento. Si alguna de las cámaras del Congreso acepta la objeción, el Ejecutivo podrá ejecutar el presupuesto del año anterior.

Mientras el proyecto de gastos para el próximo año elevado por el Poder Ejecutivo al Congreso ascendía a G. 69,1 billones (USD 11.955 millones), Senadores lo redujo a G. 67,4 billones (USD 11.650,8 millones). Esta reducción se da principalmente por el recorte de los bonos de USD 558 millones solicitado por el Ejecutivo a USD 349 millones.

Del monto de bonos que se le permite emitir a Hacienda, solo USD 132 millones son para saldar la deuda pública, y no tiene posibilidad de pagar los USD 209 millones restantes con otra fuente de financiamiento porque no está incluido en el presupuesto.

COMPROMISO. Como Hacienda debe cumplir con los compromisos internacionales, una de las alternativas es pedir una ampliación presupuestaria, pero financiado con recursos del Tesoro. Para esto, necesitará reducir al mínimo posible los gastos rígidos, como, por ejemplo, horas extras y remuneración adicional, además otras erogaciones relacionadas con la operatividad del Estado (combustible, papelería, pasajes y viáticos, entre otros).

“Tal vez sea la última alternativa (el veto); queremos analizar todas las posibles. Dentro de la promulgación de la Ley de Presupuesto qué acciones vamos a tomar para no ver afectada la operatividad del sector público, el cumplimiento de nuestros compromisos y el blindaje de aquellos programas que no pueden ser interrumpidos”, expresó.

Indicó que el análisis involucra cómo se hará frente a la ejecución presupuestaria con el plan de gastos aprobado por el Congreso. Recordó que los fondos para pagar la deuda pública alcanzarán hasta mayo del próximo año.

Embed