23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
lunes 10 de abril de 2017, 02:00

Dos cachorros de puma amplían la familia de felinos en el zoológico

Dos cachorros de puma son los nuevos integrantes de la gran familia de felinos que habitan en el Jardín Botánico y Zoológico de Asunción. Aún no se sabe el sexo de ambos, pero se encuentran en perfectas condiciones, según la directora del zoo, Maris Llorens.

“Los veterinarios no los tocan porque si la mamá siente un olor extraño en los bebés puede rechazarlos. Ellos están muy bien”, expresó la directora al tiempo de resaltar el trabajo de los veterinarios.

Los cachorros tendrán la suerte que no tuvo su madre, según explica la directora. La felina había llegado al zoo cuando era pequeña, rescatada como tantos otros pumas que no debieron ser sacados de los montes.

A la primeriza y valiente puma –resalta Llorens– le habían matado a la mamá y como otros creció en la Unidad de Cría del zoo y tiempo después pasó a formar parte con los otros felinos en el hábitat.

Entre los tigres de bengala, jaguarete y pumas estos últimos son más numerosos. Por eso en julio se tiene proyectado inaugurar un nuevo espacio para estos animales, que son más de 20, según la directora.

Rescatados. En el zoo de Asunción cada día llegan animales salvajes rescatados de personas que los tienen ilegalmente, que los compran pequeños principalmente de nativos –como el caso de los pumas– y luego no los pueden tener porque crecen mucho y no se los puede controlar. “Estos no son gatos”, expresa Llorens.

La directora sostuvo que el lugar de los animales salvajes no son las casas, su lugar tampoco es el zoo, “pero no hay otra alternativa” para salvarlos de la muerte porque si lo liberan en su hábitat natural lo matan por el cuero, matan a la mamá para quitarles sus crías y ponerlas a la venta.

“Hay que decir que en el zoo son muy bien cuidados, con mucho cariño. Sin hablar de la comida y el hábitat adecuados y limpios; a todos se los trata muy bien”, señala.

Llorens atribuye el nacimiento de papagayos, tortugas, pumas y tigres al buen cuidado. “Un animal salvaje en cautiverio solo se reproduce si se lo cuida bien”, observa.

La Secretaría del Ambiente trabaja con el zoo de Asunción y la Fundación Maris Llorens ante la cantidad de animales silvestres que se rescatan y reciben atención veterinaria en el lugar.

“Hay que parar con el comercio ilegal de animales silvestres”, enfatiza la directora.