17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Opinión
viernes 11 de agosto de 2017, 02:00

¿Diálogo imposible?

Carolina Cuenca
Por Carolina Cuenca

"En la UCA quizás no podamos hacer esa actividad ahora porque los estudiantes la tomaron, ya que piden la restitución de un decano y algunos hasta la cabeza del rector. Bueno, tampoco sabemos si podremos llegar al sitio porque si el Estado no les condona la deuda a los campesinos agrupados en la plaza, van a seguir cerrando las calles de la ciudad y no sé qué más".

Partiendo de esta conversación, intercambios de pareceres y hasta peleas que surgen en diversos grupos con posiciones polarizadas, exaltadas y a veces rebajadas por la precariedad argumentativa, con algunos amigos me he atrevido a plantear un diálogo más de fondo que incluya el tema ideológico que subyace en la forma de encarar los conflictos y las medidas de fuerza. De algunos ha surgido un diálogo interesante y con sentido común, que se compadece de todos los afectados, que critica a esos "Maduros" que muchos llevan dentro en estos días agitados por discursos similares aunque surjan de estamentos sociales muy distintos, en los que no han faltado las críticas negativas al ejercicio de la autoridad (aunque fuera legítimo), ni el poco ético "todos luego co son corruptos e hipócritas", ni el "aichenjáranga" lastimero... En otros casos ha surgido una respuesta casi infantil de negación total de la existencia de una evidente ola cultural subyacente en estas movidas sociales y de su interpretación mediática, que apelan a métodos de subversión neomarxista al estilo del italiano Gramsci o del argentino Laclau, que se infiltra y aprovecha de la mescolanza doctrinaria (¡"liberales" que respaldan una condonación millonaria que fomenta el estatismo clientelista!, "agraristas" se mueven según intereses burgueses, la izquierda hace misa, la derecha no existe como pensamiento crítico...).

En realidad, para tocar los problemas de fondo que hacen al bien común hay que ir a un diálogo más sincero. Quizás valga recordar aquellas esperanzadoras "recetas" del papa Francisco en el encuentro con la sociedad civil, durante su visita al país: "Parece que Paraguay no está muerto. Gracias. Porque un pueblo que no mantiene vivas sus preocupaciones, es un pueblo que vive en la inercia de la aceptación pasiva, es un pueblo muerto". "Nos reunimos a veces para hablar sobre puntos de vista, pero cada uno habla desde su identidad". "La patria primero, después mi negocio, la patria primero, esa es la identidad". "Dialogar no es negociar, negociar es procurar sacar su propia tajada, si vas con esa intención es perder tiempo; es buscar el bien común para todos". "No sirve una mirada ideológica, que los termina usando a los pobres al servicio de otros intereses políticos o personales. Las ideologías terminan mal, no sirven...". "Los pobres tienen mucho que enseñarnos". "El chantaje es siempre corrupción... que es la polilla, la gangrena de un pueblo". "Si no dialogan no sirve para nada. Y si chantajean no sirve para nada". "Lo peor que les puede pasar es pensar qué bien lo que le dijo el Papa a fulano. No. Tienen que pensar me lo dijo a mí".