20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 12 de enero de 2017, 20:19

Denuncian que desalojo violó derechos de niños y adolescentes

La Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CDIA) denunció hoy que el desalojo de varias familias campesinas en el asentamiento de Guahory (centro), que fue allanado por última vez el pasado 3 de enero, vulneró los derechos de niños y adolescentes.
EFE

Los campesinos de Guahory mantienen un conflicto con los colonos brasileños de la zona por la titularidad de las tierras, y fueron desalojados por la Policía en varias ocasiones, la última el pasado 3 de enero, cuando se registraron varios heridos y 12 labriegos fueron detenidos.

La CDIA advirtió que en este procedimiento la Policía detuvo de manera ilegal a tres adolescentes, dos varones y una mujer, según un comunicado difundido este jueves por la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy), de la que forma parte.

Además, agregó que durante el desalojo de una escuela de la comunidad, el pasado octubre, un niño de 10 años sufrió graves heridas.

La organización recordó en una carta dirigida al comandante de la Policía paraguaya, Críspulo Sotelo, que los desalojos forzosos "constituyen graves violaciones de derechos humanos internacionalmente reconocidos" y garantizados por la legislación paraguaya.

Los desalojos provocan que "las personas queden sin hogar y en absoluta pobreza, sin los recursos mínimos necesarios para la subsistencia y, en la práctica, sin posibilidad de reclamar sus derechos por las vías judiciales, por los costos que ello implica", recordó la CDIA.

Además, estas intervenciones "profundizan la desigualdad, los conflictos sociales y la segregación, que invariablemente afectan a los sectores más vulnerables, como las poblaciones empobrecidas, mujeres, niñez, adolescencia y personas con discapacidad".

La CDIA pidió a las autoridades del Estado paraguayo que indemnicen a los campesinos desalojados y garanticen su acceso a la alimentación, agua potable, saneamiento, alojamiento, vestimenta y educación, para que puedan continuar con las actividades agrícolas que les permiten sobrevivir.

Por su parte, el titular de la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia de Paraguay (SNNA), Ricardo González Borgne, declaró hoy en una conferencia de prensa que la institución "ha seguido todos los protocolos de protección existentes a fin de asegurar la integridad física y las garantías de las niñas y niños" de Guahory.

González aseguró que la SNNA pidió formar una comitiva especial para viajar a la zona, y que recabó la información del caso que afectó a niños, niñas y adolescentes y la remitió a la Defensoría de la Niñez y el Juzgado de la Niñez del departamento de Caaguazú, donde se encuentra Guahory.

Los campesinos de Guahory fueron desalojados en septiembre por más de 1.500 policías en un procedimiento que se realizó sin ninguna orden judicial y violó derechos humanos como el acceso a la vivienda, a la alimentación, al agua potable y a la seguridad, según denunció entonces la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy).