10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 8 de noviembre de 2016, 02:00

Coordinador de Política Energética es principal buscador de petróleo en el Chaco

El jefe de Gabinete de la Presidencia, Juan Carlos López Moreira, fue designado por Cartes para ejecutar planes en el sector de hidrocarburos. Al mismo tiempo, tiene acciones en la empresa que busca petróleo.

Hace poco más de dos años, el 20 de octubre de 2014, Paraguay pasó a ser un país petrolero, al menos por un par de semanas, para beneficio de una compañía británica y, probablemente, para quien se convertiría poco después en el hombre más influyente de la administración Cartes.

Ese día, la compañía multinacional President Energy anunció en Londres el hallazgo de un yacimiento de petróleo estimado en 1.000 millones de barriles en el Chaco paraguayo y afirmó que, si todo marchaba bien, se podría iniciar la venta del crudo en el mercado local al año siguiente.

Así de rápido, el mito se hizo realidad: había petróleo en el Chaco e íbamos a ser todos ricos.

Valoración. Como era de esperarse, este comunicado ganó la portada de los principales periódicos del país.

Pero su mayor impacto se registró del otro lado del Atlántico, en la bolsa de valores de la capital británica, en la City de Londres, donde las acciones de President Energy subieron como la espuma. En cuestión de horas llegaron incluso a duplicarse y se mantuvieron bien arriba durante las siguientes semanas.

De haber estado apenas encima de los 17 peniques por acción, los valores de la firma remontaron hasta llegar a los 37 peniques para noviembre de ese año. Obviamente, los portadores de esas acciones debieron hacer el negocio de sus vidas.

Lo curioso fue que en Paraguay ese entusiasmo bursátil no se tradujo en hechos.

Tras el frenesí inicial y la consecuente disparada de sus acciones, la empresa multinacional se limitó a mencionar cada cierto tiempo las dificultades técnicas que enfrentaba para extraer el petróleo. El supuesto hallazgo nunca se convirtió en negocio.

Finalmente, se habló de un error técnico en la perforación y se anunció muy discretamente la decisión de cerrar el pozo.

Y punto. Dejamos de ser un país petrolero.

Juez y parte. Increíblemente, los nefastos resultados no trajeron consecuencias para la compañía. No hubo explicaciones ni sumarios. Y ni hablar de rescindirle los derechos de exploración.

Muy por el contrario, desde entonces la firma tuvo un aumento sustancial de sus áreas de prospección.

De acuerdo con el catastro de hidrocarburos del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), President Energy cuenta actualmente con permiso para exploración de petróleo en cuatro bloques, todos en el Chaco. Con esto, es la empresa con mayores beneficios del sector, acumulando la mitad de las concesiones vigentes (ver fotografía).

Hurgando en los archivos de la compañía, encontramos una conexión inesperada con el círculo más íntimo del presidente Horacio Cartes.

En junio del 2014, President Energy compró el 100% de las acciones de una pequeña compañía paraguaya, LCH SA, que hasta entonces solo tenía un 5% de los derechos sobre un bloque de exploración. Esa era toda su participación en el potencial negocio petrolero.

President Energy fue notablemente generosa. Acordó con los propietarios de LCH SA el pago de USD 250.000 y además le entregó a cada uno 5.103.429 acciones de su propia matriz en Londres.

Así, los accionistas de LCH pasaron a ser accionistas de President Energy. Cualquier beneficio que recibiera la empresa les beneficiaría a ellos, cualquier sanción les perjudicaría.

Y aquí arribamos a la conexión. Uno de los afortunados accionistas de LCH SA es Juan Carlos López Moreira, jefe del Gabinete Civil de la Presidencia y principal asesor de Horacio Cartes.

Esta historia sería una más de negocios si no fuera porque a través del decreto 6092 del 11 de octubre de este año el titular del Ejecutivo designó a López Moreira como el flamante coordinador de la Política Energética del país.

Es decir, el accionista de la principal concesionaria para la exploración petrolífera del país ahora coordina la ejecución de los planes energéticos del Estado, planes que tienen como uno de sus objetivos específicos propiciar la participación de empresas en la exploración y desarrollo de hidrocarburos.

Y eso no es todo. Además, el presidente Cartes dispuso que en la cadena de mando de la Política Energética, López Moreira esté por encima de nada menos que del viceministro de Minas y Energía, Mauricio Bejarano.

En la búsqueda del oro negro. President Energy comenzó a trabajar en el Chaco en el 2012, tras adquirir acciones de la empresa Pirity Hidrocarburos SRL (59%).

Los primeros trabajos en busca de acabar con el mito sobre la existencia de petróleo en nuestro país se realizaron en los bloques Pirity y Demattei.

Tras adquirir nuevamente los derechos de Hidrocarburos Chaco SA (80%), culminó a mediados de este año los trabajos sísmicos también en el bloque Hernandarias, en Boquerón. En esa zona, la empresa prevé hacer más pozos.

Hasta ahora se han perforado 52 pozos en el país y pese a que aún no se halló petróleo comercializable, la búsqueda del oro negro continúa.