9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 6 de julio de 2016, 06:57

Comisario defiende a policías imputados tras accidente del "Topo" Cáceres

El comisario Eugenio Fretes defendió el procedimiento realizado por dos oficiales que fueron imputados por permitir que Víctor "Topo" Cáceres abandone la zona donde protagonizó un accidente, con ayuda de su familia.

El jefe de la Comisaría 1.ª Metropolitana relató que el oficial segundo Leonardo Benítez y el suboficial segundo Ovidio Benítez levantaron todos los datos correspondientes e, incluso, cuidaron el tránsito ante el peligro que existía hacia los curiosos. "Nosotros siempre somos puestos sobre la cuerda floja", se lamentó.

Mencionó que los oficiales comunicaron el hecho al fiscal Emilio Fuster dentro de las seis horas establecidas como plazo para hacerlo; además se trató de ubicar al Topo Cáceres, primeramente en la vivienda donde se encontró el vehículo en el que fue rescatado el futbolista por sus familiares y luego en el Sanatorio Británico, donde se encontraba internado.

"No voy a poner en pena de juicio el trabajo que le corresponde a la Fiscalía, porque nosotros nos limitamos única y exclusivamente a realizar nuestra tarea y elevar el informe tal y cual como el oficial interviniente escribe en su acta de procedimiento", agregó el comisario en comunicación con Radio Monumental.

El accidente ocurrió el sábado pasado después de las 21.00 sobre la avenida Carlos Antonio López, donde el jugador perdió el control y embistió la parte trasera del vehículo, conducido por el médico Dionisio Navarro, quien iba acompañado de su esposa e hija; posteriormente fue a parar al paseo central y chocó contra un árbol.

Tras el accidente, su familia llegó al lugar para rescatarlo e impidieron que le realizaran el alcotest. Por frustración de la persecución y ejecución penal y resistencia fueron imputados el padre del futbolista, Higinio Alfredo Cáceres, su hermana Paola María Cáceres y su cuñado, Enrique Samaniego.

Mediante una orden judicial se sometió posteriormente al Topo Cáceres a una prueba de alcoholemia que dio positivo a 0,98 mg.

Sus abogados pidieron una oportunidad para el joven, por no ser reincidente en este tipo de hechos, para así poder viajar a Catar, donde debe ir este jueves para presentarse a la pretemporada de su equipo Al-Rayyan, donde juega desde agosto de 2015.