10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 7 de octubre de 2016, 11:59

Caso feto en estación de servicio: Taxista declara y pareja se expone a 5 años de cárcel

El taxista que trasladó a la mujer que abortó –en compañía de su pareja– en una estación de servicios ubicada en San Lorenzo testificó este viernes ante el Ministerio Público. Hasta el momento no existe imputación alguna sobre quienes abandonaron el feto, pese a esto la pareja sigue detenida.

La mujer que sufrió un aborto en una estación de servicios de San Lorenzo fue identificada como Edy Yenilda Fariña Martínez (23) y su pareja como Antonio Ovelar Zarate (24). Según el taxista que los trasladó de Capiatá a San Lorenzo, la mujer se quejó de dolores en el vientre, por lo que el hombre pidió que detenga la marcha en una estación de servicios.

El feto fue abandonado en el baño de la estación del barrio Fátima de San Lorenzo el martes a la noche y un playero lo encontró el miércoles, por lo que el caso tomó conocimiento público. Fue el taxista el que colaboró para llegar hasta los responsables del hecho, comentó el fiscal Julio Ortiz.

El taxista precisó el lugar donde alzó a la pareja y el sitio donde los bajó nuevamente. Ya este jueves ambas personas fueron detenidas por este hecho, pese a esto aún no existe una imputación.

El fiscal sostuvo que la imputación "es inminente" y será por el hecho punible de aborto. Comunicó que tal acusación será una realidad este viernes.

Según el testigo, un hombre a bordo de una moto solicitó el servicio de traslado para una pareja que estaba en la ciudad de Capiatá y que supuestamente deseaba llegar al hospital de Calle'i de San Lorenzo. La mujer se quejó de dolores en el vientre, por lo que pidieron que frene en la estación en cuestión.

En el sitio, la mujer ingresó al baño, su pareja le entregó una toalla higiénica y luego abordaron el taxi, pidiendo ser trasladados a Capiatá.

El agente fiscal informó que la pareja se expone a cinco años de cárcel por este episodio.