9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
lunes 19 de septiembre de 2016, 11:13

Campesinos exigen reunirse con los tres poderes del Estado

Los campesinos que reclaman la condonación de deudas agrícolas exigen la presencia de representantes de los tres poderes del Estado para acordar una nueva mesa de diálogo. Las movilizaciones iniciaron este lunes en el interior del país y llegarán a la capital al final de la semana.

El Ministerio de Agricultura había convocado a los dirigentes para abrir una nueva mesa de diálogo y destrabar así las movilizaciones, pero los labriegos exigen la presencia de representantes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Los manifestantes contestaron la invitación con un agradecimiento al ministro de Agricultura, Juan Carlos Baruja, a quien avisaron de que las movilizaciones siguen en pie y llegarán a la capital del país al final de esta semana.

Tanto la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) como el Gremio de Productores del Paraguay (GPP) piden el cumplimiento del acuerdo firmado en abril pasado, especialmente la negociación de las deudas con el sector privado, que representa el 80% de los créditos.

Al respecto, Baruja había mencionado que el cumplimiento de este punto "va por buen camino" y que en realidad los labriegos agregaron cláusulas que no se habían acordado.

Los campesinos manifiestan además su repudio por los procedimientos policiales realizados en las comunidades de Puente Kyha, departamento de Canindeyú; Colonia Guahory y Laterza Cué de Caaguazú. "Demuestra así que el Gobierno está presente no para garantizar el acceso a la tierra, salud y educación, sino para reprimir y criminalizar", expresa el comunicado.

También se suman al reclamo de los estudiantes secundarios y universitarios que luchan por la democratización y saneamiento de la estructura educativa ante los hechos de corrupción, baja calidad y difícil acceso, sobre todo en el sector rural.