16 de octubre
Lunes
Mayormente despejado
10°
24°
Martes
Despejado
12°
27°
Miércoles
Despejado
18°
30°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Especiales
sábado 24 de junio de 2017, 08:00

Cambios en la era digital multiplican actores que analizan los desafíos de la comunicación

Frente a los cambios tecnológicos y nuevos desafíos como la posverdad, periodistas de más de cien países del mundo, blogueros, defensores de la libertad de expresión, informáticos y otros culminaron en Bonn tres días de intercambio y de nuevos conocimientos sobre los medios de comunicación. El espacio ha sido el Foro Global de Medios en su décima edición, organizado por la Deutsche Welle.
Por Susana Oviedo - Bonn (Alemania)

Los periodistas definitivamente no solo perdieron el monopolio de la información, sino que hace algún tiempo también dejaron de ser los únicos que connaturalmente están motivados a debatir sobre los medios de comunicación y los cambios derivados de las nuevas tecnologías e internet. La Deutsche Welle, que es el servicio de radiodifusión internacional de Alemania, reunió en el Global Media Forum a escritores, periodistas, defensores de la libertad de expresión, los llamados social media y académicos en torno a la identidad del periodismo y la diversidad.

Entre los blogueros de distintas partes del mundo, estuvo la cubana Yoani Sánchez (Generación Y), directora del periódico digital 14ymedio.com, y entre quienes desarrollan un tipo de coberturas periodísticas no convencionales, el reportero de CNN Yusuf Omar fue uno de los atractivos. Con un teléfono móvil y un amplio conocimiento de las herramientas online y de las redes sociales, cautivó la atención del auditorio.

Embed

Omar capacitó en la India a más de 600 reporteros para contar historias usando dispositivos móviles. En las dos presentaciones que desarrolló durante el foro, demostró con gran habilidad cómo elaborar y emitir videos en vivo con un celular, utilizando Facebook Live o Snapchat, por ejemplo.

PREOCUPACIÓN. Entre los temas de preocupación actual se destacó la publicación de noticias falsas (fake-news) y la posverdad, que tiene que ver con circunstancias en que los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública, que los llamados a la emoción y a la creencia personal (fenómeno Brexit y Donald Trump). En sociedades afectadas por extremismos religiosos o por dirigentes populistas, estos fenómenos adquieren otras dimensiones.

Algunas organizaciones como Pressenza, agencia internacional de noticias con enfoque de paz y no violencia, plantearon en un taller "cómo humanizar lo deshumanizado", capacitar en las escuelas sobre los medios digitales y el uso de las redes sociales y, más que nunca, investigar y chequear la información.

DIVERSIDAD. En un mundo donde existen siete mil lenguas diversas, que significan igual número de diferentes culturas y gente, como se encargó de resaltar Frank La Rue, de la Unesco, durante la apertura del foro, plantear el valor de la diversidad de medios y pluralismo de ideas y de posiciones "se torna cada vez más complicado". Y es que "internet es una amenaza para esto", cree, porque está provocando posiciones monopólicas. El mundo está controlado por tres, cuatro plataformas." Y esto en cualquier parte es una tremenda concentración de información, de almacenamiento de información, que nadie sabe qué hacen con ella".

El principio de diversidad sigue siendo válido, dijo. "Hablamos de ella, porque tiene que haber medios públicos, privados y medios comunitarios y alternativos; y el pluralismo de ideas, donde todas tengan espacio para ser debatidas, y en la web tenemos que seguir buscando que prevalezcan estos principios".

La Rue reconoció que técnicamente se torna más fácil tener medios alternativos por internet. "Pero esto también tiene que ver con accesibilidad, porque si uno vive en un pueblo donde no tiene acceso a internet, y aunque la telefonía celular facilita, incluyéndolo en el servicio, esto va reduciendo a brecha digital, pero siempre estamos ante el fenómeno de las grandes plataformas", insistió.

Embed

Antes, hacer televisión implicaba cargar una cámara al hombro. Hoy cualquiera puede hacer televisión con un teléfono celular. "La tecnología ha permitido facilitar la participación". Se puede hacer entrevistas por teléfono y compartir en línea un contenido. Las redes sociales facilitan y disminuyen el costo. "Pero se acrecientan ciertos peligros, como la privacidad. Muchas de esas comunicaciones son interceptadas por quienes tienen tecnología", es otro de los puntos que preocupa a organizaciones como la Unesco.

Con talleres y conferencias simultáneos, el Global Media Forum concentró en el Centro de Conferencias de Bonn a más de mil personas que, pese a la diversidad cultural y realidades diferentes, como blogueros, académicos o periodistas , tienen en común el interés de identificar y comprender la era de la comunicación digital.