20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 27 de julio de 2017, 01:00

Autoridades garantizan seguridad y control de fieles del PCC en cárceles

“La seguridad, la custodia y el monitoreo a los hombres del Primer Comando Capital (PCC) están garantizados. Forma parte de una reacción que tomamos al recibir bastante información acerca del plan de los mismos en diferentes penitenciarías”, informó ayer el director de Institutos Penitenciarios, Julio Agüero, atendiendo a la información de que el grupo criminal se instaló en las cárceles.

El encargado de las 17 prisiones existentes en el país aseguró que las medidas fueron tomadas cuando descubrieron el plan que la organización criminal tenía en las diferentes penitenciarías, sobre todo en las de Ciudad del Este, Pedro Juan Caballero y Concepción.

El departamento de Inteligencia Penitenciaria detectó –dijo– el esquema de la banda de criminales, instalada en las instituciones con el objetivo de ganar adeptos y aumentar el número de seguidores que colaboren en sus actos.

Según Agüero, saltaron comunicaciones que revelaban el constante monitoreo entre los miembros, quienes se reportaban para saber dónde se encontraban y qué actividades realizaban desde sus lugares y, sobre todo, si se registran trasladados a otras prisiones.

miembros. Las autoridades penitenciaras revelaron a ÚH que entre 150 y 200 miembros del PCC se encuentran en diversas celdas de penitenciarías paraguayas.

El esquema de traficantes de drogas y armas busca bautizar a la mayor cantidad de reos, para otorgarles luego el poder de bautizar a más adherentes. La estrategia consiste en ofrecer ayuda económica, tanto para los internos que desean estudiar o a sus familiares. En algunos casos se hacen pasar por benefactores que pertenecen a organizaciones sin fines de lucro y así se ganan la confianza, sobre todo de los jóvenes. Luego de ofrecer ayuda, revelan la verdadera intención, que es la de reclutarlos para ser soldados del PCC, según los informes de Inteligencia.

La pesquisa se inició cuando fueron requisados varios aparatos celulares del poder de referentes del PCC, recluidos en Paraguay.

El esquema montado en las prisiones es monitoreado fuera de los recintos penitenciarios. Por ello, los miembros identificados fueron redistribuidos en diferentes sectores, para evitar que exista contacto entre ellos, y se ordenó constantes requisas para despojarles de todo aparato electrónico que les permita seguir operando, aseguró Agüero.

“Los guardias ya recibieron capacitación, dotamos con equipos a los funcionarios y les adiestramos para detectar situaciones de alerta”, explicó el director de Institutos Penitenciarios, al confirmar que el control de los hombres es riguroso y que se implementó un sistema de monitoreo constante de los fieles del PCC.