22 de enero
Domingo
Poco nublado con tormentas
24°
34°
Lunes
Mayormente nublado con tormentas
24°
35°
Martes
Muy nublado
24°
34°
Miércoles
Muy nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
lunes 17 de octubre de 2016, 01:00

Anecdótica génesis olímpica de Paraguay

Por Pedro García

pggsports@gmail.com

Paraguay acaba de participar en Río 2016 en su decimosegunda edición olímpica. Todo comenzó en 1968 en los Juegos realizados en México. Es un histórico acontecimiento, rico en hechos anecdóticos, que es importante conocer. Y mucho mejor y más enriquecedor es hacerlo de la fidedigna fuente de su gran protagonista, el maestro Rodolfo Alfredo Da Ponte, el primer competidor olímpico nacional.

“México, el país organizador no consentía que una nación del continente, una nación sudamericana como la nuestra, esté ausente en el gran evento ecuménico, por lo que envió una invitación para que un atleta destacado esté presente con todos los gastos de pasajes ida y vuelta y estancia en la Villa pagos”, comenzó relatando el histórico deportista.

SELECCIONADO. “El ente rector del deporte paraguayo, entonces denominado Consejo Nacional de Deportes, por propuesta de su miembro el doctor César Adorno, propuso mi nombre. Fue consecuencia del impacto que produjo entonces el reciente título sudamericano que logramos con la esgrima en Rosario”, comentó.

INSCRIPCIÓN. “En sesión urgente el Consejo Nacional de Deportes constituyó el Comité Olímpico Paraguayo y nombró a Eutimio J. Franco como presidente, quien firmó la nota oficial que fue dirigida al Comité Organizador de México. A mí me encomendaron la confección del logotipo y el sello que quedaron estampados en mi acreditación”, contó.

RECUERDOS. “Fuimos del aeropuerto al estadio. Allí el anunciador oficial informó por los altoparlantes a las más de cien mil personas y en el momento en que ingresamos a la pista, los aficionados de pie corearon “¡Paraguay!, ¡Paraguay! ¡Paraguay!”. Fue impresionante, ensordecedor.... y me parecía marchar a dos metros de altura sobre el suelo”, confesó.

EL PRESENTE. “Hoy estamos en una situación diferente. En nuestra época debíamos solventar de nuestros propios bolsillos para ir a competir al exterior. Ahora existe apoyo y estamos obteniendo buenos resultados con jóvenes como Montserrat Viveros”, finalizó.