Interior

Vertedero opera con un amparo judicial en Salto del Guairá

 

Pese a que la Municipalidad de Salto del Guairá rescindió contrato con la empresa recolectora de basura, sigue funcionando tras obtener un amparo judicial e incluso tras la clausura por parte de la Unidad Especializada del Medio Ambiente.

El intendente Wilson Báez denunció que la empresa ni siquiera cuenta con relleno sanitario. Pero el propietario, Orlando Matteucci, aseguró que están realizando los trabajos del relleno.

El tire y afloje se inicia en el 2011, cuando la Municipalidad de Salto del Guairá firmó un contrato para la recolección y tratamiento de basura con la empresa consorcio Siete Saltos SA, que ahora se llama ATI SRL, por dos años. En el 2014, siempre bajo la administración de Eduardo Paniagua, se hizo una adenda de otros dos años más. A meses de abandonar la intendencia, Eduardo Paniagua firmó con la misma empresa otro contrato por 25 años. Con esto, la Comuna cedió un terreno de 25 hectáreas en el kilómetro 7.

La empresa construyó en ese predio dos fosas para el relleno sanitario; sin embargo, según las autoridades el consorcio no continúa con el trabajo en forma sostenida. En menos de cinco años se llenaron ambas fosas y ahora toda la basura está al aire libre.

Tras las constantes quejas de vecinos sobre la polución, se presentó denuncia ante la Fiscalía del Medio Ambiente. Posteriormente, el agente fiscal Víctor Adolfo Santander, de la Unidad Especializada de Medio Ambiente de Alto Paraná y Canindeyú, tras una intervención en el vertedero procedió a la clausura.

CASO. Sin embargo, la empresa ATI recurrió al juzgado de Salto del Guairá y consiguió un amparo constitucional para poder seguir operando. Entonces, empezó nuevamente a recolectar la basura a pesar de que el vertedero se encontraba clausurado por resolución fiscal.

Además, el intendente y los concejales tienen prohibida la entrada al vertedero, pese a que es un predio de la Municipalidad. El intendente Wilson Báez señaló que es criminal el manejo de la basura por parte de la empresa.

“Hay más de un millón y medio de cubiertas que se encuentran depositadas en el lugar y la basura está esparcida por el pequeño bosque que se tiene en el sitio. Es una vergüenza y un atropello, es una acción criminal”.

Añadió que el representante Orlando Matteucci incumple con todo lo establecido en el contrato. “Está utilizando de esta manera el predio y poniendo en peligro la salud de los salteños. Vamos a llegar hasta el final y esta lucha va a continuar porque tenemos la responsabilidad de precautelar la salud de nuestros pobladores. Lastimosamente, la Justicia se puso del lado de ellos. Otros concejales y yo fuimos procesados por ingresar al lugar. Es una tomadura de pelo, porque el terreno es del Municipio y nosotros somos autoridades comunales”.

CONTRAPARTE. Por su parte, Orlando Matteucci, propietario de la empresa, señaló que el Municipio no puede unilateralmente derogar el contrato que tienen con ellos y que se defenderán jurídicamente. Explicó que están trabajando en el relleno sanitario y que están en regla.

Dejá tu comentario