País

UTCD cierra carreras de salud en filiales sin habilitación del Cones

 

Ante la catarata de denuncias y la reciente resolución del Consejo Nacional de Educación Superior (Cones), la Universidad Técnica de Comercialización y Desarrollo (UTCD) procede a clausurar las carreras de Salud, Enfermería y Fisioterapia, especialmente en las sedes que no cuentan con la infraestructura necesarias para el efecto y que tampoco cuentan con convenios para pasantías hospitalarias.

Primero ocurrió en Quiindy, donde plantearon a los alumnos trasladarlos a la filial de Paraguarí. Pero, conforme se pudo constatar, la entidad educativa se encuentra en campaña de sanear el estado de sus ofertas académicas en otras sedes, ante el apercibimiento del Cones que dispuso el proceso de cierre de carreras de salud que funcionan sin condiciones mínimas, tras un proceso de inspección a algunas filiales.

Miriam Velaztiqui, coordinadora de las filiales de Concepción, Horqueta y Loreto de la UTCD, confirmó que ellos dejaron de ofrecer Enfermería porque “se vuelve complicado”, dijo, conseguir convenios con hospitales para las prácticas pertinentes.

Solo mantienen la carrera de Fisioterapia en Concepción, donde sí tienen un laboratorio de práctica.

Esta situación se estaría replicando en otras filiales de la UTCD que cuenta con casi una treintena de sucursales esparcidas en todo el país.

Solo las sedes de Villarrica, Caaguazú, San Juan Bautista y San Estanislao cuentan con la habilitación legal del Cones, de acuerdo al registro del ente rector. El resto de las filiales fueron habilitadas durante el régimen de la Ley 2529 que permitía a las universidades crear carreras y filiales de un plumazo mediante dictámenes de sus facultades.

Velaztiqui comentó que las sedes a su cargo están en proceso de habilitación del Cones. Enviaron todos los documentos y ya se adecuaron, aseguró-con todos los requisitos requeridos por el ente rector.

“Enfermería del primero y el segundo curso ya no tenemos. Complica un poco ingresar al hospital para las prácticas y optamos por no abrir esa carrera desde este año”, refirió al indicar que en Loreto hace dos años que no ofrecen más dicha carrera.

Aseveró que allí cumplen las cátedras de lunes a viernes. Dijo que desde que asumió la coordinación regional de la UTCD, hace unos tres años, no ofrecen el turno especial de viernes y sábados.

El factor económico -dijo- es crucial para mantener las ofertas académicas de salud.

“Tiene su costo y las cuotas que se pagan no alcanzan. La UTCD es de gente humilde, que trabaja para estudiar y en Concepción, Loreto y Horqueta ni sueldo mínimo no ganan los chicos y a mí me descuentan mi comisión (en la central) porque le tenemos que esperar para que no se le perjudique”, relató.

Se les torna oneroso cumplir con los costos estipulados para los convenios y la única salida que tienen es “recargar en las cuotas de los alumnos”.

“Por eso es la opción de ir cerrando, especialmente, la carrera de Enfermería, cuesta mucho y tampoco se puede cobrar demasiado (...). Entonces, no compensa para los propios dueños. Y es un círculo vicioso: si los alumnos no pueden pagar, no se puede mejorar”, remató.

Multisedes rebotaron en análisis del Cones
Al cierre de 2018, el Cones anunció que en los últimos tres años, el ente devolvió 2.050 proyectos académicos (carreras y filiales) de 4.676 analizados. Corresponden a 35 universidades privadas y 5 de gestión pública e institutos. Las ofertas no pasan la aprobación, por lo general, por incumplir la carga horaria mínima exigida, así como las multisedes que operan como aula extensivas. El Cones devolvió los proyectos con sugerencias de ajustes.

Dejá tu comentario