País

Usurpan estacionamientos ante tibio control de PMT

 

La dificultad para conseguir un espacio de estacionamiento en las calles de Asunción no solo tiene que ver con el número cada vez más elevado de vehículos que ingresan a la ciudad, sino también con el manejo discrecional que hacen los cuidacoches y el tibio control que se tiene por parte de la Policía Municipal de Tránsito (PMT).

Desde muy tempranas horas, cada lugar es reservado por los cuidacoches de manera arbitraria para sus clientes fieles con cajas de madera, troncos, ladrillos y cualquier otro objeto.

La imposibilidad de conseguir un sitio donde dejar el automóvil, por saturación o bloqueo por parte de los trabajadores informales, lleva a los conductores a recurrir a maniobras que violan las normas municipales vigentes.

Por ello es común ver autos en doble fila, sobre las veredas, en vías donde está prohibido detenerse, como el caso de Palma, obstruyendo cocheras, rampas para personas con discapacidad y franjas peatonales, entre otras transgresiones.

REALIDAD

El director de la PMT, Óscar Leguizamón, admitió que cuentan con escaso número de agentes para cubrir todas las necesidades en la ciudad, que son cada vez más grandes, pero aseguró que realizan intervenciones para contrarrestar a infractores y a cuidacoches.

Dijo que para la zona del microcentro y Sajonia, donde se tiene el caos en el área de influencia del Poder Judicial, tienen 80 uniformados entre una agrupación de respuesta rápida denominada Lobo, el grupo de Estacionamiento Controlado de Asunción (ECA) y de la Base N° 1, de 14 de Mayo y Playa.

“Con todo ese equipo, de mañana se retiran objetos que ponen cuidacoches para reservar irregularmente lugares, lo que se da tres veces a la semana por carencia de personal”, comenzó explicando.

Agregó que “desde las 8.00 de cada día se hace control de estacionamientos prohibidos y liberación de autos en doble fila en la zona céntrica. Pero nada es suficiente ahora por la gran cantidad de máquinas”.

Apuntó que hay multas fuertes por cada infracción. En el caso de quienes dejan sus rodados en las aceras deben pagar G. 590.380 con el costo de la grúa incluido.

El agente concluyó que para denuncias está habilitada la opción *936.

Sin duda, tenemos carencias, pero hacemos lo que se puede con los elementos y agentes con que contamos. Óscar Leguizamón, director de la PMT.

370 agentes tiene la PMT, pero precisa de 700 para atender con efectividad los problemas que genera el tránsito.

1.686.800 guaraníes es la multa máxima por obstruir rampas para personas con discapacidad por ser una falta gravísima.




Dejá tu comentario