País

USF, el primer eslabón de salud desaprovechado en esta pandemia

 Abandono. Unidades de Salud Familiar funcionan en precarios e improvisados espacios. Falta de recursos. Las comunidades denuncian que no hay profesionales ni medicamentos.

Atención a la intemperie por espacios limitados, baños en mal estado, falta de sillas, escasez de medicamentos, estructuras deficientes y demanda por más recursos humanos develan la desolada cara de las Unidades de Salud Familiar (USF) con las que las comunidades cuentan para enfrentar a la pandemia.

Hallazgos muestran que las Unidades de Salud Familiar (USF) no tienen las condiciones adecuadas para enfrentar esta y otras pandemias eventuales. Las deficiencias en lo estructural afectan al proceso de atención y a los resultados, la situación es crítica en logística de comunicación, transporte y medicamentos, según informe presentado por Decidamos.

En tanto, se destaca que las USF si bien tienen la potencialidad para realizar la prevención y corte de circulación del virus, manejar los cuadros leves y contactos a fin de preservar los hospitales para casos graves -gracias al conocimiento de su población de influencia- la estrategia de Atención Primaria de la Salud no está del todo apropiada por los Equipos de Salud Familiar, a raíz de la baja inversión, que hacen que la reconversión de puestos de salud a USF no se este concretando.

El informe añade que los datos estadísticos obtenidos por los profesionales de cada puesto no son analizados y utilizados para planificar acciones, donde “la contra referencia no existe, perdiéndose la continuidad e integralidad en la atención”. Y si bien se insiste en las fortalezas que pueden tener como primera atención, se puntualiza que dentro de las brechas, no realizan análisis epidemiológicos y la atención oportuna no está garantizada para las personas con Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT).

Entre las demandas obtenidas tras entrevistas con personas de las comunidades afectadas con y sin patologías crónicas unas 24 mujeres y 16 hombres, de entre 10 y 80 años, la provisión de medicamentos encabeza la lista, seguida de la falta de especialistas y además de medios de transporte propios que permitan el traslado de pacientes más complejos. Este último punto escapa a lo establecido como función de las USF, pero es un reflejo de otras necesidades de las poblaciones, según subrayan.

En el estudio que incluyó unas 10 USF, apuntan que la falta de inversión para mejorar las condiciones de la infraestructura de algunas en varios lugares es subsanada por la misma población, que realiza actividades para recabar fondos que se invierten en mejoras. Esto, en cierta medida, muestra ausencia del Estado para responder a las demandas de salud, refieren.

Desde su creación en el 2008, las USF fueron pensadas para dar respuesta primaria de la salud a 3.500 a 5.000 personas por área, lo que se estima sean entre 500 a 800 familias. El esquema incluye un médico, una licenciada, auxiliar o técnico en enfermería u obstetricia y agentes comunitarios.

Atención en pandemia

Desde inicios de la pandemia, según estudios de Decidamos, un 65,2% de la población requirió la asistencia en USF, como punto más cercano. Como recurso en pandemia se habilitaron las consultas remotas, este medio no pudo responder eficientemente por falta de equipos propios, según se apunta. Hecho que sumado al trabajo en cuadrillas, la suspensión de las visitas domiciliarias y la falta de medicamentos, dificultaron la continuidad de la atención de las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT).

En tanto la Directora de Atención Primaria de la Salud, la Dra. Maida Barrios, refiere que desde las USF en el contexto de pandemia se dieron a la tarea de ser apoyo de los hospitales implementando protocolos sobre información de medidas sanitarias, visitas y fungiendo como puestos de vacunación.

“Estamos últimamente apoyando a los hospitales, estamos moviendo recursos humanos de las unidades para cubrir también los hospitales”, aseguró. Como estrategia añadió que las visitas domiciliarias están siendo utilizadas para el trabajo de apoyo a hospitales de cabecera en caso que la USF no sea la única en la comunidad. En cuanto a recursos humanos, Barrios, compartió que casos de Covid, afectaron al servicio que está en proceso de recuperación. “Ahora disminuyeron los casos de compañeros que han dando positivo al Covid, por que hubo un momento en el que tuvimos compañeros que estaban dando positivo y eso dificultaba la permanencia en el servicio” acotó.

Dejá tu comentario