País

Urgen un albergue en Ingavi

 FRÍO POLAR.  Los acompañantes se refugian en pasillos o bajo algún techo.

Expuestos al frío polar. Hace 7 días, Karina Pedrozo acompaña a su hermana de 30 años de edad con diagnóstico de coronavirus (Covid-19), que está internada en el Hospital Ingavi del Instituto de Previsión Social (IPS). Ella, al igual que otras personas, están expuestas a la intemperie y a las bajas temperaturas, bajo la amenaza de contraer algún virus respiratorio.

El albergue de IPS está lleno, y ni en las salas de esperas de urgencias permiten a los familiares ingresar para resguardarse del frío y descansar un rato. Algunos se ubican en los cámpings y otros buscan un refugio en sus vehículos.

Ni cinco frazadas lograron que Karina entre en calor en la madrugada del pasado martes. Ella está en vigilia ante cualquier pedido de medicamentos o insumos para su hermana, por lo que clama un espacio o mejores condiciones para hacer más leve la espera.

“De lo peor estamos pasando, porque pasamos frío. El albergue ya no abastece. Estamos muchos y tenemos que dormir afuera. Algunos no tienen sábanas ni medias. A nadie le deseo lo que estamos pasando”, relató.

Algunos se ubican en algún pasillo o algún techo para intentar resguardarse. Karina Pedrozo no durmió la noche pasada. “Yo me quedo por mi paciente. Esto no tiene día, no tiene hora para salir de acá. Estamos entre la vida y la muerte. Le traés a tu paciente y no sabés con qué noticia va a salir de ahí”, dijo con voz acongojada.

VIGILIA PARA COMPRAR MEDICAMENTOS

A Romina Martínez le solicitaron un jarabe con codeína que cuesta tan solo G. 60.000 a las 22:00 de la noche. Ella hace vigilia hace 13 días por si le requieran más fármacos para su madre internada con Covid-19.

“La atención médica es excelente. Le pido al IPS que nos dé condiciones (como un albergue). No es porque queremos que estamos acá. Es muy riesgoso. La situación amerita estar aquí. No podemos dejar a nuestros pacientes”, aseguró.

Sábanas, medias, gorras, frazadas, toldos son algunos de los insumos, que las personas solidarias pueden acercar hasta el Hospital Ingavi.

El IPS entregó el pasado lunes 100 frazadas para las personas que se encuentran cuidando a sus pacientes en el Hospital Central.




Dejá tu comentario