País

Unos G. 240 millones gastan por paciente en UTI

ELEVADO. Internaciones prolongadas significaron más de G. 800.000 millones en un solo servicio. REORGANIZACIÓN. Redireccionamiento de fondos por pandemia aumentó el déficit en otras áreas.

Unos G. 240 millones en UTI y G. 140 millones en sala le costó al sistema público de salud cada paciente que recibió la atención en un promedio de poco más de dos semanas, según reportes preliminares de centros hospitalarios de referencia. En el proceso, hospitales convertidos en centros de atención Covid-19 resintieron sus ya deficitarios presupuestos, según directores.

presupuestos, según directores

Cerca del cierre del 2021, en el segundo año de pandemia centros de referencia Covid-19 cuentan con reportes aproximados de los costos varias veces millonarios destinados exclusivamente a la atención por cuadros hospitalizados por el virus, en los que los fondos del rubro de insumos de bioseguridad, en muchos casos, sobrepasaron el consignado en el presupuesto general del año, en menos de los seis primeros meses de atención.

La internación especializada prolongada del Covid-19 significó solo para el Hospital Nacional de Itauguá (HNI) alrededor de G. 800.000 millones tras atender en UTI a unos 3.445 pacientes de mayo de 2020 a octubre de 2021. El costo por tratamiento, en el que se contempla personal de blanco, insumos y oxígeno, llegó a G. 12.939.500 por día, que da un promedio de G. 240 millones por paciente hospitalizado en una media de 20 días de tratamiento.

“En el Nacional se mantuvo un promedio de 20 días, tuvimos varios casos de 2 a 3 meses de internación. Los costos fueron muy altos. Además de los insumos del hospital se contó con Pytyvõ Medicamentos y otros servicios asistenciales que no se cuentan en el costo diario”, explica la directora Dra. Yolanda González.

En salas comunes, por Itauguá pasaron unos 7.350 positivos Covid-19, que significaron unos G. 7.006.742 al día. Una cifra que sobrepasa los G. 1.000 millones en promedio hasta el alta del paciente. González puntualiza que tras estas cifras existen los tratamientos de las secuelas por las largas estadías en internación que hasta el momento siguen siendo atendidas en el hospital. “Los costos del pos-Covid son todavía incalculables, se extienden por meses, seguimos en atención”, señaló la doctora.

El Nacional, con más de 200 camas, fue el que recibió al mayor flujo de pacientes derivados y autorreferidos de todo el país en distintos niveles de complejidad, habilitando camas terapizadas fuera de las salas en urgencias y los pasillos. Mientras que en el Ineram, con un movimiento dinámico de ingresos, se promedia que se atendieron más de 2.000 a 2.300 pacientes con cuadros de coronavirus por año en el 2020 y 2021. El centro asistencial llegó a sumar en el transcurso de la pandemia unas 107 camas, de las cuales se encuentran aún operativas unas 86, las restantes fueron destinadas a mantenimiento y para un área específica de posoperatorios de casos polivalentes, según el director médico Carlos Luis Báez. En el 2020 y 2021, Ineram asistió a 30.000 pacientes, de los cuales alrededor del 60% fueron por SARS-Cov-2.

SIN PRESUPUESTO

Mientras en el Hospital de Clínicas, en tanto, los internados por coronavirus y los nuevos protocolos fueron directamente en detrimento de un deteriorado presupuesto, según señaló el Dr. Jorge Giubi.

“Una internación común en UTI que costaba unos USD 2.000 al día al Estado, digo Estado porque de ahí viene nuestro presupuesto, con el Covid, el servicio aumentó a casi USD 3.500 por los equipos, los medicamentos, por la asistencia por el oxígeno”, detalló Giubi, director general asistencial del Hospital de Clínicas.

Giubi puntualizó que en este momento de menos ingresos diarios por SARS-CoV-2, la contingencia sigue activa y con ella los costos. “Una cama vacía sigue costando USD 2.000”, subrayó.

El profesional añadió que específicamente con la provisión de oxígeno los costos se desbordaron. “Lo que teníamos para un año consumimos en 7 meses, eso no estaba en nuestra proyección. Pero viendo cómo se venía lo del oxígeno, pedimos más a Hacienda, no tuvimos respuesta, después nos ayudaron a paliar lo del oxígeno para Covid con G. 20.000 millones, que fue lo único que recibimos”, explica el profesional.

Para Clínicas, la pandemia dejó en evidencia un presupuesto deficitario que permanece inmóvil desde el 2016, señaló Giubi, de cuando se manejaba una atención de 420.000 pacientes, cifra que ascendió a 520.000 en los últimos años. Y unas más de 15.000 cirugías y actos anestésicos.

“Tenemos una proyección bastante peligrosa, estamos impulsando un pedido de ampliación para un sinceramiento del presupuesto asistencial de la Facultad de Medicina, porque, incluso antes del Covid, no podíamos brindarles todos los servicios a los pacientes. Solo el laboratorio, el déficit de presupuesto que tenemos para licitar, son G. 8.500 millones al año, las proyecciones para operar son de G. 21.000 millones, lo que hace a un déficit de G. 14.000 millones”, compartió el director de Clínicas.


3.445 pacientes internados en UTI solo en el Hospital Nacional de Itauguá de marzo de 2020 a octubre de 2021.

240 millones de guaraníes se destinaron en promedio de internación de 20 días en UTI por pacientes graves de Covid.

Dejá tu comentario