Sucesos

Una gavilla armada rapta a un agricultor brasileño en Caazapá

La familia de la víctima aún no recibió ningún pedido de rescate por el hombre. Sin embargo, los malvivientes habían exigido al brasileño USD 50.000 y, ante la respuesta negativa, lo llevaron.

Una gavilla de delincuentes armados raptó a un agricultor de su propia propiedad rural, ubicada en la colonia Tembiaporã del distrito de Tavaí, Departamento de Caazapá. El asaltó tipo comando se produjo en horas de la mañana del sábado último y se extendió hasta horas de la tarde, ya que por varias horas le exigieron la suma de 50.000 dólares americanos, según consta en la denuncia.

Ayer un equipo de la Fiscalía y agentes del Departamento de Antisecuestro de la Policía Nacional iniciaron varios procedimientos en el marco de la investigación del caso, caratulado como un posible caso de secuestro, aunque no hubo pedido de rescate.

lA VÍCTIMA. El hecho afectó a Luis Carlos Tamiozzo, de 61 años, pequeño productor, con domicilio en el distrito de Raúl Peña, localidad del Alto Paraná.

Los autores llegaron hasta el establecimiento rural en varias motocicletas y a punta de arma de fuego redujeron a Eduardo Rey Molas, trabajador del lugar, a quien maniataron y le preguntaron por el patrón.

El hecho ocurrió alrededor de las 09:00 del sábado y los delincuentes esperaron en el lugar hasta cerca de las 13:00, cuando llegó Tamiozzo en una camioneta de la marca Mitsubishi L200, modelo viejo, de color gris. Este también fue reducido y maniatado por los marginales.

El funcionario relató a los agentes policiales que los desconocidos le pidieron que se tranquilice, porque el problema no era con él. Luego de exigirle el pago de 50.000 dólares americanos a Tamiozzo y como este no tenía y les dijo que podía pagarlo en forma financiada, uno de los desconocidos se dirigió hacia detrás del depósito y efectuó 3 disparos, según el testigo.

Los marginales luego obligaron a Molas y Tamiozzo, a quien le cubrieron el rostro, a abordar la camioneta en la que se dirigieron hacia la localidad de Tavaí.

En el trayecto, los delincuentes bajaron al empleado y le amenazaron que lo matarían si denunciaba el caso, antes de seguir su rumbo.

Uno de los desconocidos también bajó en el lugar y abordó una motocicleta, que tenía escondida en el matorral, según la Policía.

DESIGNADOS. Ayer la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, designó a los fiscales antisecuestros Carlos Maldonado y Zunilda Ocampos para investigar el caso. También ya intervinieron en el caso agentes policiales del Departamento Antisecuestros de la Policía Nacional.

De los datos averiguados por los investigadores se desprende que hace unos 15 días el capataz del establecimiento había renunciado y abandonado la propiedad, porque no estuvo de acuerdo con una disposición del propietario.

Los familiares relataron que perdieron contacto con Tamiozzo en la tarde del sábado último y se trasladaron a verificar la chacra, donde encontraron a los personales maniatados. Molas señaló que cuando volvió ya encontró a la hija de su patrón, Vanezza Tamiozzo y su pareja en la vivienda. Estos fueron los que denunciaron el caso.


Procedimientos sin éxitos
Desde el sábado de tarde, la Policía Nacional y agentes del Departamento de Antisecuestros tomaron intervención del hecho y realizaron varios procedimientos en busca del productor Luis Carlos Tamiozzo, pero sin resultado positivo.
Los investigadores mencionaron que hasta el momento la familia de la víctima no recibió pedido alguno de rescate y que tampoco hubo contacto con ellos.
También detallaron que la investigación del caso es incipiente, por lo que no descartan ninguna de las hipótesis, ya que se desconoce el trasfondo.
Los familiares del productor manifestaron a los policías investigadores que el hombre no cuenta con enemigos, pero dieron detalles sobre un empleado que recientemente renunció a su función por ciertas diferencias con Tamiozzo.

Dejá tu comentario