Arte y Espectáculos

Una enfermera se convierte en primera MasterChef del país

 

La licenciada en Enfermería María Liz Ocampo (32) es la primera ganadora de MasterChef Paraguay. El martes último, la competidora se llevó los G. 50 millones de premio, más una beca y el reconocimiento del jurado y los televidentes, así como de sus compañeros Diego Brítez e Isabel Krause, a quienes venció en la final.

“No me esperaba ganar, pero confieso que puse todo mi empeño y sacrificio en llegar a la final, con ingredientes bien nuestros como la mandioca y la yerba mate. Lo más difícil fue superar ese salmón (que cocinó en la final), puesto que no me llevo bien con los pescados”, comenta la oriunda de Mariano Roque Alonso.

“Mi peor plato fue una cazuela de surubí que fue de libre elección, y no me salió nada bien”, recuerda la ganadora, y detalló que en aquella ocasión repitió el mismo menú y nuevamente cometió un error. “Le puse mucho limón y por la acidez, el cítrico es muy invasivo. Cuando nuevamente vi que había pescado en la final me dije: ‘Oh, no, se me complica’. Pero pasar esa etapa, y quedar el mano a mano con Diego, fue lo más emocionante”, resalta.

Ocampos se lleva además de los premios, gratos recuerdos y el cariño de mucha gente. “Formamos una linda amistad con todos los participantes. A veces me olvidaba que era una competencia y compartía mis recetas y tips. Con quienes más cercanía puedo decir que logré, fue con Erika, Luis y Mauricio. A Diego le considero un gran ganador y lo aprecio muchísimo. Desde el cásting sentí que este programa me abriría muchas puertas, y que este es el cambio que quería en mi vida”, reflexiona.

María Liz considera que se lleva una gran lección tanto gastronómica como de vida en estos 20 capítulos de MasterChef. “Aprendí que uno mismo se pone los límites, y se dice a sí mismo, ‘hasta aquí puedo’”. Adelanta que tiene planeado desarrollar proyectos gastronómicos. “Quiero explotar la parte que me gusta que es lo dulce. Dejo a un costado lo vinculado a la salud y emprendo esta nueva gran aventura que es la gastronomía”, concluye.

Dejá tu comentario