Economía

”Una empresa no solo tiene resultados económicos, sino sociales y ambientales”

La experta española vino al país para asesorar al Pacto Global Paraguay sobre la estrategia a desarrollar para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a nivel nacional.

@rciciolli

La red local del Pacto Global de las Nacionales Unidas se reunió días pasados para trazar las estrategias a ser aplicadas a nivel de las 101 empresas, organizaciones no gubernamentales y organismos del gobierno adheridos a la misma, para colocar a Paraguay en el mapa de países con sostenibilidad. Para participar de las mesas de trabajo llegó a Asunción la especialista española Teresa Moll de Alba, gerente de UN Global Compact para América Latina y el Caribe, con el objetivo de ayudar a trazar metas que fortalezcan el crecimiento del desarrollo sostenible en el país.

–¿Cuáles son los motivos de su presencia en Paraguay y cuáles son las propuestas que trae a la mesa de planificación de Pacto Global Paraguay?

–En América Latina la iniciativa Pacto Global tiene 14 redes y representa a más de 2.000 empresas. Paraguay es una de las redes que está trabajando muy fuertemente y que vemos que tiene un gran potencial de crecimiento y de profundización del trabajo que desarrolla. Después de participar en la reunión anual de las redes en julio pasado y al compartir que iban a realizar este proceso de planeamiento estratégico, pues desde la oficina de Nueva York pensamos que era una gran oportunidad para continuar el esfuerzo que están realizando. Mirar los retos que tienen hoy la red y el país en términos de desarrollo sostenible y ver cómo alineamos las iniciativas globales y las aplicamos en lo local, pues ese es el trabajo del Pacto Global.

–¿Cómo ve el cumplimiento de los objetivos del Pacto Global en Paraguay? ¿Cuál es su primera percepción al respecto?

–Creo que hay un grupo de empresas que está muy comprometido con el tema y tenemos muy buenos ejemplos de empresas locales que están trabajando bien los temas ambientales, sociales, comunitarios. Dentro de la red, tenemos cinco mesas temáticas que están funcionado y produciendo una conexión entre las empresas, los otros actores de la sociedad civil y el sistema de las Naciones Unidas. Por eso, vemos que aquí sí tenemos la base necesaria, el caldo de cultivo para conseguir el gran reto que es entender cómo podemos ayudar como Pacto Global al sector privado a contribuir con los objetivos de desarrollo sostenible y que realmente se note lo que están haciendo y medir el impacto de la contribución de las empresas.

–¿Y cómo piensan lograr el objetivo de que se noten los cambios de mentalidad en las empresas y el sector público?

–Quizás el gran reto es la llamada al sector público y ese alineamiento del sector privado con la política pública. Primero tiene que existir la política pública, pero también esa construcción de la política pública tiene que ser participada por el sector privado y de las organizaciones no gubernamentales. Y qué mejor que el Pacto Global como esa gran plataforma articuladora de ese esfuerzo, de mostrar cuál es la posición del sector privado comprometido.

–En Paraguay existe aún una deficiencia en cuanto a alcanzar el desarrollo sostenible en el sector público, ¿cuál es el compromiso que muestra?

–Hemos tenido una conversación, creo que muy enriquecedora, y que habla muy bien de la predisposición positiva que tiene el sector público de sentarse a dialogar. Pero vemos que tenemos que terminar con los espacios en que solo se dialoga y empezar a tomar compromisos y acciones. Por tanto, siento que existe la predisposición de parte de este sector y hay que actuar ya, tomar acciones y el Pacto Global está muy bien ubicado para hacerlo.

–¿Qué se puede hacer para que más empresas en el país se adhieran a desarrollar en forma interna el tema ambiental y de sostenibilidad?

–Primero hay que seguir sensibilizando y creando conciencia. Crear conciencia de que una empresa no solo tiene resultados económicos, sino que dentro de su actividad tiene impactos sociales y ambientales y que tiene que tomar responsabilidad sobre ellos, no solo sobre los positivos, de que está generando trabajo y que tiene a todos sus trabajadores contratados conforme a la ley, sino que además tenga conciencia sobre los impactos negativos. Toda operación genera impacto negativo, genera consumo de energía, residuos, una serie de cosas que deben de tomar en cuenta cuáles son, ser consciente de ellos y actuar en consecuencia. Eso es hacer negocio de forma responsable. Es introducir principios y valores éticos y morales en el liderazgo de la empresa, en sus políticas y en su forma de trabajar.

–¿Usted considera que se puede alcanzar esa meta en Paraguay, cómo ve el proceso desde afuera?

–Veo que ya se está trabajando esa filosofía en Paraguay, incluso se ha trabajado en la formación de un grupo de mentores. Entonces, ahí se crean unos canales de difusión sobre estos temas y también está la propia organización de la red local con toda su capacidad de comunicación, además de las empresas que forman parte del Pacto Global que también se comprometen a trabajar con sus proveedores y sus clientes en transmitir esa conciencia del buen hacer. Con el Pacto también se trabaja dentro de las universidades, municipios, escuelas, como para ampliar la red, porque al final no todo lo puede hacer una sola institución, sino que tenemos que capacitar a otros para que sean capaces de reproducir los objetivos del desarrollo sostenible.

–¿Cómo hacen para que las empresas tomen conciencia, utilizan la capacitación, las convocatorias, foros?

–En general lo que se hace son muchos foros y actividades en donde se habla de la responsabilidad social y el desarrollo sostenible. Además, todas las empresas y organizaciones firmantes del Pacto Global tienen la obligación de reportar lo que están haciendo para difundir los principios básicos: Derechos Humanos, derechos laborales, medio ambiente y anticorrupción, y cómo están trabajando en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. O sea, cada organización de Pacto Global tiene un informe publicado online sobre su compromiso y cómo se ejecutan en el día a día de la operación.

–¿Cuáles podrían ser esos cuatro o cinco objetivos sobre los que Paraguay debería enfatizar?

–Estuvimos viendo en una presentación que traje cuáles eran las principales temáticas que se trabajan en las distintas redes locales del mundo, y sobre cuáles son las ODS que las empresas están trabajando y se da la coyuntura de que cuando los cruzas con las temáticas trabajadas en Paraguay, son bastante coincidentes. Estamos hablando de temas como el cambio climático, derechos humanos, empresas, anticorrupción, género, todas temáticas trabajadas a nivel mundial y que coinciden con los que se trabaja aquí. Así que no partimos de cero, sino que fijaremos estos objetivos en base a las temáticas trabajadas aquí desde hace más de un mes, recabando información, opiniones y los puntos de vista de toda la membresía, tanto empresarial como no empresarial del Pacto Global a nivel local.


Vemos que tenemos que terminar con los espacios en que solo se dialoga y empezar a tomar compromisos y acciones.

Una empresa no solo tiene resultados económicos, sino que dentro de su actividad tiene impactos sociales y ambientales.

Tenemos que capacitar a otros para que sean capaces de reproducir los objetivos del desarrollo sostenible.

Dejá tu comentario