Deportes

Un PF todoterreno

 

Un profesional de perfil bajo, pero con un extraordinario currículum. Juan Carlos Tabarelli enseñó en el Colegio Goethe, ejerciendo la docencia hace 39 años; fue futbolista; como preparador físico fue seis veces mundialista: dos veces con la Selección Paraguaya de fútbol; campeón mundial de salonismo, primer mundial femenino futsal (4 mundiales en futsal) y personal trainner de un presidente de la República durante 4 años.

Estos son solo algunos de los ítems que se destacan en el extenso y exitoso currículum del ex central de Libertad, Hayes y Humaitá, aunque como tal se califica solo de un sacador con buen salto.

“Mi inicio en esta hermosa profesión se remonta a cuando jugaba por el club Libertad, en las inferiores. En ese entonces (1979), el profesor Fabián Arrúa me pregunta si me interesaba hacer el curso, y acepté. Así, en el 81 terminaba ya la carrera como mejor egresado de la promoción”.

Empezó en la Albirroja en las Eliminatorias para Corea -Japón cuando fue llamado por el entrenador Sergio Markarián, quien justamente en 1984 estando en Libertad lo había convocado a trabajar con él en Primera. Recordó que “quince años más tarde (1999), Markarián me invita a formar parte de su cuerpo técnico en la Albirroja, y es por ello mi agradecimiento por toda la confianza hacia mi trabajo, pudiendo así conocer a grandes futbolistas que representarían al Paraguay en tres mundiales seguidos”.

LA LESIÓN DE ROQUE. De los muchos casos que le tocó vivir de cerca recordó el caso de la lesión de Roque Santa Cruz en la previa contra Argentina al que el delantero marcó el gol para la primera histórica victoria, luego de 84 años, sobre los albicelestes para las eliminatorias Alemania 2006.

“El doctor Osvaldo Pangrazio trajo una lista de los ejercicios que recomendaba el Bayer Munich. Roque venia de una lesión muscular. Lunes hasta el miércoles lo hicimos hasta que le dije a Maño Ruiz para cambiar el trabajo. Me autorizó y desde el jueves le intensifico a Roque y me vino encima el doctor Pangrazio: ‘No podes hacer eso’. Así Roque fue haciendo algo diferente y el doctor enojadísimo me dijo: ‘Vas a ser vos el responsable si le pasa algo’. ¡Menos mal que ganamos! El día del partido nos reunimos el cuerpo médico y técnico. Les dije que la pierna aguantaba 45 minutos. Ganamos la votación 3 a 2. Roque jugó, error de Heinse, gol y luego sintió la pierna; salió y quedó en la historia. Luego ya fue una anécdota porque el doctor Pangrazio ya no pudo decirme nada. Quedamos todos felices y contentos”. Roque fue titular y marcó el 1-0 final.

CAMPEÓN DEL MUNDO. En 1988 Tabarelli fue el PF de la Selección Paraguaya que por primera vez se coronó campeón del mundo en salonismo (en Australia). “Fue valorado y lo seguirá siendo porque fue una proeza y un titánico trabajo de los dirigentes encabezado por Rodolfo Alarcón y su hermano, que era el técnico y dirigente, doctor Mayans, yo y Mario Lezama. Nos preparamos tres meses antes, pero un año antes ya le seguíamos a Brasil en amistosos, Brasil venía invicto 12 años, el dream team. Me iba a Brasil a mirar sus partidos”, rememoró. Prosiguió que “nos encerramos entre 10 a 15 días en el hotel Guaraní, practicábamos de noche y tratábamos de dormir de día, un trabajo bien elaborado. Le ganamos a Brasil con jugadores de alto nivel”.


UNO X UNO


Óscar Harrison: “Toda empresa en la vida debe tener una cabeza con experiencia y conocimiento y ese era Harrison. Lo dicen los tres mundiales a los que clasificamos. Nos puso toda la infraestructura y es un señor que ha hecho mucho por el fútbol paraguayo”.
Chilavert. ”El número 1 del mundo. Trabajar con tamaña figura fue importante. Me acerqué a él, le pedí sugerencia y que me ayude a trabajar mejor con los muchachos. Y así lo hizo. Un gran líder y un gran amigo”.
Markarián. ”Mi maestro, mi mentor en la Selección Paraguaya. Se acordó de mí 15 años después para llamarme a trabajar con él que fue una satisfacción. Conocía mucho y eso facilitaba nuestro trabajo. Le saludé en el último Día del Maestro”.
CESARE Maldini. ”Un señor, un gentleman del fútbol mundial, aprendí mucho con él, aunque un poco cerrado, traté siempre de acercarme. No se adaptó a la idiosincrasia del jugador paraguayo. Quiso prohibir el mate, el tereré y la cumbia cuando íbamos al estadio”.

Un amigo
“Muchos, también de otros deportes. Podés después de 20, 30 años juntarte y contar anécdotas. Amigos en político y negocios no existen. El fútbol sigue siendo uno de los mayores eventos que acerca a la gente. Me dejó muchos, pero me quedo con José Luis (Chilavert)”.

Otras disciplinas
Trabajó en el rugby en el San José desde el 85 al 91, obteniendo 7 títulos; en hockey femenino del Curda y el Yacht Golf Club, así también en las selecciones de hockey y, en básquet, en Ciudad Nueva.
Entrenó a tenistas caso Rossana de los Ríos, y a los mejores de la época en squash (Esteban Casarino) y paddle (Jimena Díaz de Vivar) y al presidente de la República González Macchi entre 1999 y 2002 en Mburuvicha Róga.

Con el presi
Fue personal trainner de González Macchi: “Ya le conocía antes de ser presidente de la República. Era una época con muchos problemas, pero como era un deportista era fácil trabajar con él. Coincidió que entré a la Selección y con Gamarra, Chito hacíamos picadito allí. Era un señor al que le gustaba el deporte y el tercer tiempo con los amigos, ya sea en Mburuvicha Róga, en Sajonia y en el Centenario. Nunca olvidó a sus amigos”.

Dejá tu comentario