Arte y Espectáculos

Un joven bohemio difunde el sonido del kora en Paraguay

Bajo Rial es el nombre artístico del músico estadounidense que eligió Areguá como punto de partida para tocar todo tipo de canciones con esta arpa africana.

Johanna Peralta<br/><br/>jperalta@uhora.com.py<br/><br/>Con la compañía de su arpa kora y su perro Chaco, Gabriel Bass es un músico bohemio, que llegó a Paraguay en auto, desde Carolina del Norte. Pasó por varias ciudades, antes de establecerse en Areguá.<br/><br/>Escogió a Areguá, una ciudad que lo cautivó por su naturaleza, tranquilidad y por el estilo de vida que tiene, ya que desde que salió de Estados Unidos tenía bien claro que no quería vivir en la ciudad. Su trayecto incluyó estadía por Guatemala, México, Nicaragua, Costa Rica, Colombia, Argentina, Perú, Bolivia y Paraguay, aunque en algunos países tuvo la oportunidad de quedarse más tiempo que en otros.<br/><br/>Cuenta que todas sus músicas son bien recepcionadas por el público que se agolpa en distintos festivales, peñas y otros escenarios improvisados que siempre fueron pagados a la gorra. Una vez que sube a escena se conecta con su kora e interpreta con alegría las melodías en el novedoso instrumento que lo acompaña hace cuatro años, desde que emprendió el viaje.<br/><br/>ESTILOS. En sus interpretaciones siempre incluye canciones populares latinoamericanas. Además su repertorio se compone de música propia y cuenta con más de 50 temas propios grabados, entre los que se encuentran: Ando, Tengo tu luz, Parásito, Respira y La muerte perfecta. <br/><br/>Sus composiciones son instrumentales y cantados. Comentó que se sintió atraído por el arpa paraguaya y que llegó a actuar con un grupo de amigos músicos. Entre las músicas paraguayas que suele tocar están Pájaro campana e Indiecito guaraní. <br/><br/>Cuenta que está intentado formar un grupo, por lo que busca un percusionista, bajista e intérprete de instrumentos raros, como charango y otros.<br/><br/>Comenta que quiere quedarse más tiempo en Paraguay porque le gusta la vida que lleva aquí, el contacto con la naturaleza, lejos de tanto ruido y con más espacio para poder componer.<br/><br/>UN LARGO VIAJE. Llegó a Paraguay en un auto Toyota Sienna 2004, pintado con fotos de revistas, en compañía de su perro Chaco. Su viaje por tierra se interrumpió en Panamá, donde tuvo que subir el auto a un barco para pasar a Colombia. Viajó de Asheville, Carolina del Norte, después de terminar la universidad. Tenía una vida normal: trabajo, salidas con amigos y una banda de rock independiente, hasta que un día se dijo: "Ya me voy por el Sur". Quería aprender castellano, conocer América y vivir completamente el ahora. Fue un viaje sin planes ni metas, el propósito fue solo aprender y disfrutar. Cuenta que salió en el 2007. Pasó por Chicago para despedirse de sus padres y emprendió su largo camino. En el viaje muchas veces llevaba gente (para ayudar con la nafta) pero principalmente siempre viajaba solo con su mascota Chaco. <br/><br/>Finalmente encontró el sitio que pegó con su onda: Paraguay, precisamente Areguá. Siempre había querido venir a Paraguay simplemente por curiosidad, no sabía nada del país y el misterio lo atrajo. No esperaba conectar con la ciudad como sucedió, tanto que se dijo: "He llegado". <br/><br/>AUTODIDACTA. Aunque compró el instrumento de un amigo hace cuatro años, asegura que nunca aprendió a ejecutarlo, pero siempre encuentra mucho público a quienes como un enigma les atrae el sonido de las 21 cuerdas que salen del kora. Sí sabe tocar otros instrumentos, como la guitarra y el teclado y también un poco de saxofón y batería. <br/><br/>"No sé si es por la música o por lo novedoso que es el instrumento, que en todos los lugares fui bien recibido. Viajando siempre aprendí cómo interpretar las canciones regionales. Aquí Pájaro campana es el tema que más gusta a la gente", afirma. <br/><br/>"Paraguay ya es mi segunda patria. Es uno de los lugares más libres y naturales del mundo", finaliza. <br/><br/>PRIMER CONCIERTO <br/><br/> El lunes 15 de agosto realiza su primer concierto en la Galería Planta Alta. <br/><br/>Siente mucha emoción porque esta será la primera vez que no tendrá que pasar con su gorra entre el público. Solo aguardará desde el escenario los aplausos. Si bien no puede decir que tiene planes para quedarse en Paraguay, ni de salir por otro lado, solo quiere vivir el presente.<br/><br/> <br/><br/>

Dejá tu comentario