País

UE lamenta errores en libros que financió y condiciona desembolso

 

El libro Matemáticas Paraguay (MaPara) nació con el fin de reforzar la enseñanza; sin embargo, es muy criticado por la gran cantidad de errores en sus páginas. Este material junto con el de Lengua tuvieron un costo de G. 5.400 millones, parte de ese monto fue donado por la Unión Europea (UE) que, a través de un comunicado, lamenta el uso de los fondos en libros que carecen de los estándares de calidad. Además asegura que seguirá realizando desembolsos para programas educativos solo si se obtienen los objetivos esperados. “Sin lograr resultados, la Unión Europea no podrá realizar desembolsos en programas futuros”.

La UE “lamenta que parte de sus fondos, transferidos al PGN, pudieron haber sido utilizados para la impresión de libros pedagógicos que no cumplen con los estándares de calidad necesarios. Los fondos de la Unión Europea provienen de contribuyentes europeos y están destinados a apoyar a Paraguay en su desarrollo sostenible e inclusivo”, expresa a través de un comunicado.

Comenta que la UE tiene un Programa de Apoyo a la Política Educativa, cuyo objetivo principal es contribuir a garantizar el acceso y mejorar la calidad educativa. “Las donaciones se realizan después de haber verificado el cumplimiento de los indicadores del programa que incluyen los índices de escolarización y retención de niños y niñas, desempeño docente y la transparencia de datos educativos, entre otros”, aclara.

RESPONSABLES. Agrega que la última donación del programa la realizó el año pasado, correspondiente a casi 14 millones de euros transferidos al Ministerio de Hacienda (Presupuesto General de la Nación, PGN) y acota que el MEC es el responsable “del uso de los fondos, así como de la supervisión y el control de calidad correspondiente”.

La UE celebra que el MEC haya asegurado que el programa MaPara llegue a nivel nacional e insta a las autoridades a reforzar los controles de calidad en los materiales educativos con el propósito de lograr los indicadores esperados.

Reitera su apoyo al Paraguay en desarrollar e implementar innovaciones pedagógicas para elevar el nivel del aprendizaje de los estudiantes.




Afirma que su destitución es injusta
Tras los errores en los libros de Matemáticas, el MEC decidió destituir a dos directores: Teresa Dejesús Oviedo, la directora de Desarrollo Educativo, y al director de Educación Escolar Básica, Guido Barrios Silva, quien asegura que no es responsable de la situación y considera que es injusta su destitución. “Nuestra función es promocionar estrategias y aplicarlas en los colegios”, aseveró a radio Monumental 1080 AM. Contó que en noviembre pasado llegó a su dirección un pedido de verificación en el que pidieron algunas modificaciones, pero no se pudieron realizar porque los materiales ya estaban en impresión.

Directores dan 72 horas al MEC para retirar materiales

El Sindicato Nacional de Directores de Instituciones Educativas de Gestión Oficial del Paraguay (Sinadi) acudió al defensor del Pueblo, Miguel Ángel Godoy, para intimar al Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) a que retire los materiales educativos plagados de errores ortográficos y gramaticales.

En palabras de Miguel Marecos, presidente del Sinadi, solo el 50% de los errores detectados en los libros de matemáticas fueron difundidos por la prensa.

“Nosotros encontramos en el gremio de directores también muchísimos errores más y nos estamos preparando, en términos jurídicos, si el MEC no acciona en 72 horas”, refirió Marecos al señalar que están “atrincherados” en esta causa con el defensor del pueblo.

Marecos explicó que son un total de 530.000 libros y 40.000 guías didácticas para los docentes los que deben ser devueltos a la editorial para que sean corregidos.

“Burrada”. El viceministro de Educación, Roberto Cano, luego de pedir disculpas a la ciudadanía por los repetidos errores, anunció que el MEC no iba a encargar la reimpresión de los libros sino que anexarán una “fe de erratas” a los materiales distribuidos.

Para Marecos, lo anterior se constituiría en “otra burrada”, una burla que no hace más que demostrar la improvisación del ministro Eduardo Petta y de su gabinete.

El Sinadi prevé -insistió- accionar jurídicamente, por lo que esperan que el MEC retire esos materiales en el tiempo señalado y subsane los horrores que contienen.

“Esto es otra burrada más de este gabinete. La fe de erratas no se debe hacer”, apuntó al manifestar que desde el gremio de directores ellos pueden colaborar en el retiro, incluso, de los libros para enviar a las imprentas para las correcciones pertinentes.

Dejá tu comentario