Sucesos

“Tuve que mudarme al exterior y dejé mi trabajo por seguridad”

 

Pasaron 3 años y 39 días de aquel 11 de octubre de 2016, día que quedó marcado en la vida de Tanya Villalba.

Tres policías de la Comisaría 11ª Metropolitana interceptaron su vehículo Kia Picanto y le plantaron 315 gramos de cocaína, que hizo que pase un día tras las rejas y comience a vivir un auténtico calvario. “Tuve que mudarme al exterior y dejé mi trabajo por seguridad”, reconoció.

Villalba, que en la época en que le sucedió el hecho era empresaria y tenía su línea de calzados, emprendió una larga lucha para demostrar su inocencia, evidenciando que no tenía consigo droga alguna, sino que había sido víctima de uniformados extorsionadores.

Ella se percató de la intención de los policías, filmó el procedimiento irregular, llamó a sus familiares, además se comunicó al Sistema 911.

Hace unos días, la Justicia le dio la razón, al condenar al ex jefe de la Comisaría 11ª Metropolitana, comisario Sergio Paredes, a cuatro años de prisión, y a quince años de cárcel al oficial 1º Gustavo Narváez y los suboficiales Arnaldo Lezcano y Roberto Lezcano Martínez.

“Estoy conforme con la condena. Para mí es una puerta que se cierra y una forma que pueda limpiar mi nombre de toda esta situación. Con la sentencia se limpia mi imagen y mi trayectoria”, relató la mujer, que contó a ÚH cómo vive esta nueva etapa de su vida.

La mujer reveló que fueron tres meses de esfuerzo junto a sus abogados para afrontar el juicio oral. “Gracias a Dios pudimos conseguir las pruebas. Yo pude filmar todo y luego pude conseguir los circuitos cerrados, se pudo ver que fue montado. Si yo no actuaba como actué, si no tenía espacio en mi celular, no sé qué iba a pasar”, reflexionó.

rosca poderosa. A pesar de la tranquilidad de haber ganado la batalla judicial, Tanya afirmó que es consciente de que estaba peleando con una estructura poderosa y que esto le podía traer consecuencias; por eso tuvo que abandonar sus actividades.

“Yo era influencer de moda. Tenía un bloque en Vive la Vida y en Latele; todo tuve que dejar por seguridad. Igualmente, quedé muy afectada. En una semana fui drogadicta o narcotraficante. Tuve que dejar de trabajar”, insistió. Recordó igualmente que durante las investigaciones pudieron agregar a la carpeta fiscal otros tres casos muy parecidos al suyo.


Cargos
Los policías de menor rango fueron condenados por posesión de drogas, producción inmediata de documentos públicos de contenido falso y simulación de un hecho punible. Por otro lado, el comisario principal fue hallado culpable de coacción grave y producción de documentos públicos de contenido falso.

Dejá tu comentario