Mundo

Trump y Kim se reúnen en histórica cumbre

El presidente de EEUU, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, se dieron un apretón de manos al inicio de su histórica cumbre en Singapur, la primera de la historia entre los dos países.

EFE


El apretón de manos inicial tuvo lugar en un patio del hotel de estilo colonial británico, donde hay dispuestas banderas de Estados Unidos y Corea del Norte frente a una alfombra roja.

Trump entró por la derecha y Kim por la izquierda a un patio del hotel Capella en la isla de Sentosa, y se estrecharon la mano sobre una alfombra roja y frente a una decena de banderas de Estados Unidos y Corea del Norte.

El presidente estadounidense dirigió unas pocas palabras al líder norcoreano y le tocó levemente el brazo derecho, mientras Kim le dijo: "encantado de conocerle señor presidente".

Ambos posaron ante las cámaras con el rostro serio y no sonrieron hasta justo antes de entrar en la sala donde mantienen su primer encuentro.

"Me siento realmente bien. Vamos a tener una gran conversación y creo que un éxito tremendo", dijo Trump ya sentado a la izquierda de Kim al comienzo de su reunión de 45 minutos a solas.

"Creo que va a ser algo realmente exitoso y creo que tendremos una relación estupenda, no tengo dudas", agregó.

Por su parte, el líder norcoreano aseguró que su país y Estados Unidos han superado "muchos obstáculos" para conseguir celebrar la histórica cumbre.

"No ha sido fácil llegar hasta aquí, ha habido muchas viejas prácticas, prejuicios y obstáculos en nuestro camino hasta llegar aquí, pero hemos superado todo eso", dijo Kim.

La reunión a solas irá seguida de un encuentro de trabajo con sus respectivas delegaciones y un almuerzo.

La reunión, cuyo objetivo es tratar la posible desnuclearización de Pyongyang, es la primera entre mandatarios de ambos países tras casi 70 años de confrontación a raíz de la Guerra de Corea (1950-1953), y 25 de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.

En dos mensajes de Twitter a primera hora de la mañana, Trump aseguró que "pronto" se sabrá "si un pacto real, a diferencia de los del pasado, puede alcanzarse o no".

"Los odiosos y perdedores dicen que el hecho de tener una reunión es una gran pérdida para EE.UU. Tenemos a nuestros rehenes, las pruebas, investigaciones y todos los lanzamientos de misiles se han detenido, y esos expertos, que hablaron mal de mí desde el principio, ¡no tienen nada más que decir! ¡Estaremos bien!", añadió.



Dejá tu comentario