Deportes

Superioridad franjeada

 

Olimpia metió en su juego a Cerro, lo maniató y lo superó ampliamente, en un 2-0 que pudo ser mayor, para que la victoria del superclásico sea franjeada y el Azulgrana pierda el invicto en el torneo.

Es que Julio César Cáceres le tomó la mano a Francisco Arce, le da la tenencia del balón por muchos momentos del partido, pero este sin generar peligro ya que cierra sus líneas defensivas y de contragolpes liquida el partido llegando a los goles.

Por eso que Derlis González fue de los puntos altos en la victoria franjeada, con su desbordes en los laterales. En el primero para el centro que luego fue gol de Montenegro, y en la escapada para el mano a mano con Jean Fernandes que fue el segundo y decisivo gol de Olimpia.

Pero la solidez del Decano estuvo también en la defensa, con una dupla joven de centrales como Saúl Salcedo y Mateo Gamarra.

Este último con templanza para jugar un partido muy picante. Primero saliendo a cortar las jugadas y luego organizando el armado de fútbol desde la última línea.

Opaco. De Cerro Porteño muy poco, algunos desbordes de Báez; Carrascal no apareció; Piris muy poco; Samudio no pudo pensar en el ataque.

Los ingresos de Oviedo y Moreno Martins dieron mayor peso en ofensiva, pero tampoco inquietaron. Poco orden y desequilibrio en un equipo muy opaco.


El superclásico tuvo su momento de calentura
Lo caliente de las gradas se trasladó a la cancha. Al final del primer tiempo se dio un bochornoso cruce entre jugadores de Olimpia y Cerro, en el que terminaron expulsados Silva y Carrizo, pero más jugadores pudieron haber sido expulsados de ambos lados por el cruce de brazos, patadas, y otros, hasta con los técnicos metidos.

“Planteamos bien”
Julio César Cáceres, entrenador de Olimpia, terminó con una sonrisa de oreja a oreja por la victoria clara de su equipo.
“Estamos muy contentos con el partido en general. La forma en la que encaramos y planteamos. El partido se dio así porque lo planteamos bien, hicimos un trabajo de equipo perfecto. Se hizo un gran trabajo, un gran despliegue y todo lo pensado en la semana se puso en la cancha”, analizó el Emperador.

“La culpa es mía”
Francisco Arce, adiestrador de Cerro, por su parte, excusó a sus jugadores por el desempeño en cancha y se echó la culpa por la derrota en Para Uno.
“Por muchos momentos no conseguimos lo que teníamos preparado, ellos utilizaron muy bien su mejor arma. Nos superaron con su mística, cortando jugadas, jugando larga, cuando intentamos corregir nos convirtieron otro gol”, acusó Chiqui en el pospartido.

Olimpia superó claramente por 2-0 a Cerro Porteño en el clásico.

Con goles de Brian Montenegro y Derlis González se acabó el invicto.


Mateo Gamarra
El central franjeado estuvo preciso en los cruces, se lanzó en la creación del juego y desde atrás ordenó las líneas.

402
goles alcanzó Olimpia en los superclásicos; Derlis González marcó el tanto 800 en choques por torneos locales.


victoria de Julio César Cáceres en siete superclásicos dirigidos. Además, es su victoria 30 en 54 juegos.

Dejá tu comentario