Mundo

Sudáfrica detecta variante con varias mutaciones y OMS inicia seguimiento

La nueva mutación podría cambiar la capacidad de transmisión del virus o la efectividad de tratamientos, diagnósticos y vacunas contra el coronavirus, alertaron responsables de la OMS.

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) están analizando junto a sus colegas sudafricanos la nueva variante descubierta del coronavirus causante del Covid-19, que genera preocupación por el alto número de mutaciones que ha desarrollado hasta ahora.

"Es una variante a seguir, y es preocupante", destacó en un encuentro con internautas la jefa de la unidad técnica anti-Covid de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Van Kerkhove, quien señaló no obstante que el descubrimiento muestra que el nivel de alerta de los laboratorios ante el Covid sigue siendo alto.

"No conocemos mucho de esta variante aún, sabemos que tiene un alto número de mutaciones, y la preocupación es que ello afecte al comportamiento del virus", destacó Van Kerkhove en el sentido de que puede cambiar su capacidad de transmisión, o la efectividad de tratamientos, diagnósticos y vacunas contra el coronavirus.

"Tomará unos días ver qué impacto puede tener y el potencial de las vacunas ante la variante", subrayó la experta, quien también indicó que un grupo de asesores de la OMS celebrará un encuentro para analizarla.

"No hay motivo para la alarma, pero hay que ver qué significa", afirmó Van Kerkhove, quien recordó que la variante delta, actualmente causante de prácticamente todos los nuevos contagios de Covid-19 en el planeta, también presenta diferentes mutaciones.

INUSUAL. Científicos y autoridades sanitarias de Sudáfrica confirmaron la existencia de la nueva variante, denominada B.1.1.529, que posee una treintena de mutaciones.

La nueva variante presenta "una constelación muy inusual de mutaciones", pero su "significado aún es incierto", explicó en una rueda de prensa virtual el profesor Tulio de Oliveira, de la Plataforma de Innovación en Investigación y Secuenciación de KwaZulu-Natal (KRISP).

"Podemos ver que tiene un potencial muy alto de propagación", declaró el virólogo. Su equipo del instituto de investigación KRISP, descubrió el año pasado la variante beta, muy contagiosa también.

INCÓGNITA. Por ahora, los científicos sudafricanos desconocen si las vacunas existentes son eficaces contra esta nueva forma del virus.

Las mutaciones del virus inicial pueden volverlo más contagioso hasta convertirlo en dominante. Fue el caso con la variante delta, descubierta inicialmente en India y que, según la OMS, redujo al 40% la eficacia de las vacunas contra la transmisión de la enfermedad.

"Lo que nos preocupa es que esta variante no solo podría tener una capacidad de transmisión mayor, sino que también podría ser capaz de eludir partes de nuestro sistema inmunitario", declaró el profesor Richard Lessells, otro investigador.

Hasta ahora fueron detectados 22 casos, principalmente de jóvenes, según el Instituto nacional de enfermedades transmisibles (NICD, por sus siglas en inglés). También se registraron casos en el vecino Botsuana y en Hong Kong, en una persona que regresó de un viaje a Sudáfrica.


1,5 millones de muertos en Europa
Más de 1,5 millones de personas fallecieron en Europa debido al coronavirus desde el inicio de la pandemia, que resurge en la región y obliga a las autoridades a reinstaurar las restricciones, muchas veces en medio del descontento social. Según un recuento de la AFP, Europa superó el millón y medio de fallecidos el jueves. Esta semana, la región –que según el esquema de la OMS incluye 52 países entre ellos varios de Asia Central– registra una media de 4.210 muertes por coronavirus diarias.

Dejá tu comentario