Arte y Espectáculos

“Somos una nueva generación hambrienta de crear mucha música”

 

Desde los 3 años de edad, dicen sus padres, se aferró a la pequeña guitarra que le habían obsequiado. Desde aquel entonces no ha dejado de aprender y proyectarse hacia el mundo con ella.

Julio Cristaldo, con sus 23 años, ya ha recorrido un interesante trecho con el arte y tiene, además, ideas claras al respecto: “La música no es un mero complemento a la vida diaria, es un bien necesario para el ser humano”, asegura el guitarrista que ejecuta con la zurda; sobre lo que comenta: “Causa impresión ver a un zurdo interpretar un instrumento (ríe)”.

A finales del año pasado, el miembro y concertino del Ensamble Pu Rory, dirigido por Berta Rojas, realizó una gira artística con recitales y workshops en varias ciudades de Alemania, y recientemente ofreció un concierto impulsado por la organización internacional The Online Music Guild, que apoya a músicos de todo el mundo a continuar entregando su música durante este tiempo de pandemia.

“El concierto (virtual) fue un ambiente distinto pero gratificante a la vez. Es satisfactorio el contar con herramientas tecnológicas que permitan acercar el arte a las personas, aún en estos tiempos. En mi concierto hubo personas de Paraguay, Argentina, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Austria, España e Italia”, señala Julio, con relación a esta experiencia musical vía streaming.

Aprendizaje. El joven paraguayo considera que siempre está en una “constante etapa de aprendizaje”, tanto en la música como en todo lo relacionado a su crecimiento como profesional.

“Ahora mismo mis desafíos van orientados a la composición para guitarra, como la producción y creación de contenido audiovisual, como cursos, videos de interpretación, márketing digital, etcétera”, indica el músico que, a largo plazo, apunta a crear un espacio digital para el aprendizaje de la guitarra clásica.

Cristaldo espera con ansias retornar a los escenarios para realizar “conciertos con orquestas, como solista y otros formatos de música de cámara”, dice.

Mientras, ve con optimismo el desarrollo de la guitarra clásica en Paraguay.

“Creo que el semillero guitarrístico está dando frutos a un nivel muy bello. Somos una nueva generación hambrienta y deseosa de generar y crear mucha música, y hay que dar las gracias a los brillantes profesores también que nos impulsan en este camino. La maestra Berta Rojas, con sus proyectos sociales y educativos, como Pu Rory, y ahora Jeporeka, también dan una mano al crecimiento de los guitarristas de todo el país”, afirma.

Julio, cuyo repertorio incluye piezas de J. S. Bach, Francisco Tárrega, Agustín Barrios y Villa-Lobos, entre otros, considera necesaria la creación de una escuela de composición en Paraguay, pues, si bien reconoce que los conservatorios e institutos te dan herramientas para el entendimiento del lenguaje musical, “son pocos los que ahondan en la práctica real de la composición”, subraya el concertista y docente, que culminó sus estudios en el Conservatorio de la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción, y ahora prosigue en la Universidad Nacional de Asunción, con la licenciatura en Música.

Vivir del arte. Cristaldo no teme en seguir avanzando en el mundo de la música como forma de vida.

“Si bien el nicho o público que consume nuestro tipo de arte particular es muy pequeño, depende de nosotros ir generando más espacios y crear mayor alcance de la audiencia. Por eso es muy importante tener claras las bases morales, profesionales de cada artista. La formación constante es crucial para poder vivir bien del arte”, apunta, y añade: “Cada vez más hay jóvenes que van conociendo el mundo de la música clásica, y esperemos que eso vaya en aumento”.

Finalmente, Julio insta a los demás jóvenes músicos a seguir adelante, amando lo que hacen, siendo “apasionados con el trabajo y la investigación” y escuchando música de todos los géneros y estilos posibles, porque “eso enriquece mucho el conocimiento y ayuda tener una perspectiva más clara de hacia donde uno quiere apuntar”, concreta Cristaldo.


El guitarrista Julio Cristaldo, que participó del concierto de The Online Music Guild, dialoga con ÚH. El joven señala que “la formación constante es crucial para poder vivir bien del arte”.

Compositor
Julio César Cristaldo Morán posee varias composiciones propias que también forman parte de su repertorio, entre ellas, Madera Paraguaya, Triple Frontera y Jasy Rase. “Normalmente mis composiciones tienen origen en algún acontecimiento que viví. En otros casos, son más como momentos de inspiración que nacen como una pequeña melodía, que luego va tomando forma hasta llegar a un producto final”, comenta.
Julio nació en Asunción. Inició sus estudios musicales en el Conservatorio Zipoli, de Luque, a los 6 años. Culminó el Octavo Curso Superior de Guitarra Clásica en el Conservatorio de Música de la UCA y actualmente cursa la Licenciatura en Música de la UNA.

Dejá tu comentario