País

Señalización destruida e insuficiente eleva inseguridad vial en ruta PY01

Letreros con información vital como velocidad máxima o zonas en las que está prohibido adelantarse presentan signos de vandalismo o deterioro. MOPC anuncia mejoras en cartelería y pavimentación.

Una situación de extremo riesgo acompaña a los conductores que utilizan la ruta PY01 Mariscal Francisco Solano López, desde su inicio mismo en la ciudad de San Lorenzo hasta Encarnación, debido a la escasa señalización horizontal y vertical existente y a la destrucción por vandalismo o deterioro de gran parte de la misma.

Cartelería o pinturas en el pavimento que adviertan a los automovilistas sobre tramos peligrosos, de ceder el paso, zonas en las cuales está prohibido adelantarse o áreas urbanas en las que es necesario reducir la velocidad, entre otros, son algunos de los inconvenientes que presenta esta carpeta asfáltica a lo largo de su recorrido.

Según testimonio de pobladores de diferentes localidades ubicadas sobre esta vía de circulación, la reposición por parte del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) de aquellos letreros dañados por accidentes o de otros que soportaron la pintata de grafitis que anularon o distorsionaron su información es prácticamente nula.

En la mayoría de los casos se observa que los carteles que colocan empresas privadas o cooperativas ofreciendo sus servicios se encuentran en mejor estado y mejor conservadas que los otros que son vitales a la hora de brindar seguridad a los propietarios de vehículos y a los mismos transeúntes.

RESPUESTA.

El jefe de Conservación del MOPC, ingeniero Carlos Casati, admitió que hay trayectos de la ruta PY01 que están en su último estado y que presentan deficiencias en la señalización, para los cuales ya se están viendo soluciones que arrancarían entre lo que resta de este año e inicios del 2020.

En ese sentido, anunció que están previstas varias licitaciones a través de distintas modalidades con vistas a mejorar las condiciones de seguridad en su recorrido departamental desde San Lorenzo a Encarnación.

Explicó que una de ellas se denomina Crema, que es de mantenimiento y reconstrucción, donde la empresa, una vez que es adjudicada, tiene tres meses para indicar cuáles son los puntos más críticos que va a reparar. “La empresa que gana la licitación es la que debe definir en su proyecto qué tramos va a arreglar para que la ruta esté en buenas condiciones y es responsable de ello por siete años. Son dos de reconstrucción y cinco de mantenimiento”, aclaró.

También citó la que se llama G-man (gestión de mantenimiento), que es exclusivamente para tener en condiciones el asfaltado, los carteles, banquinas, barandas de protección de puentes y demás, hasta tanto se concreten las licitaciones grandes, las cuales demandan montos más bajos.

Finalmente manifestó que otra se da por un contrato denominado Mantenimiento a precios unitarios, que consiste en dividir los trayectos para que sean dos empresas las que se encarguen de la tarea por un plazo de tres años, evitando que las mismas se queden sin recursos. “Esto ya va a empezar entre diciembre y enero”, aseguró el profesional.




Las señalizaciones sobre la ruta son precarias y eso nos expone a conductores y peatones a sufrir accidentes. Adolfo Benítez, Paraguarí.



Cárcel y multas
Una pena privativa de libertad de hasta tres años contempla en la actualidad el Código Penal, en su artículo 216, inciso I, sobre intervenciones peligrosas en el tránsito terrestre, por destrucción, daño, alteración o dejar fuera de funcionamiento cualquier señalización vial.
Asimismo, la vigente Ley Nº 5016 Nacional de Tránsito y Seguridad Vial califica de gravísima tal destrucción de la señalética horizontal y vertical y establece una escala de multa que oscila entre los G. 927.740 (11 jornales mínimos) y G. 1.686.800 (20 jornales mínimos).

Dejá tu comentario