Política

Senadores cuestionan tibieza para combatir la corrupción

 

Tras el informe presidencial de Mario Abdo Benítez, varios senadores opositores, incluso referentes de su bancada, cuestionaron la tibieza en el combate a la corrupción.

En forma virtual, se conectaron desde el Congreso y desde sus casas 62 diputados, de los 80 y 38 de los 45 miembros de la Cámara Alta.

El abdista Óscar Cachito Salomón, quien desde ayer tomó las riendas del Congreso, reclamó que se hayan omitido cuestiones fundamentales como el caso del desorden administrativo en el tema del Covid, en el Ministerio de Salud.

Otro punto que, a su criterio, no se incluyó en el informe fue la situación en la zona de la frontera, principalmente en Ciudad del Este. Se excusó de opinar sobre el proyecto del Ejecutivo en torno a más créditos, porque ahora debe responder a los 44 senadores.

“Todo lo que dijo el presidente no se siente en la calle”, sentenció el ex presidente del Congreso, el senador liberal Blas Llano.

Su correligionaria Zulma Gómez habló de la corrupción galopante y consideró criminal el caso de las compras fallidas de insumos médicos, sin que ningún ordenador de gastos se encuentre imputado.

Enrique Buzarquis, por su parte, insistió con la clase media olvidada la deuda pendiente con las pequeñas y medianas empresas, así como la baja ejecución en todo lo concerniente a salud, pese estar en plena pandemia.

Hugo Richer, del Frente Guasu, refirió que el formato, el tono y la construcción del discurso del mandatario son los mismos en todos los presidentes colorados, y que solo cambian algunas obras, fechas y datos.

Esperanza Martínez, del mismo sector político, dijo que Marito “se olvidó de mencionar la escandalosa corrupción y las roscas mafiosas, ligadas a empresarios amigos y cercanos políticos”.

Jorge Querey dijo que el presidente garantizó la estabilidad y las ganancias al sector financiero y los negocios de las grandes vialeras.

“Avanzó en la ruta y el contrabando de la soja, el cigarrillo y estupefacientes”, remarcó, y dijo que fue un fracaso en la gestión para los beneficios de los sectores que son más vulnerables.

Stephan Rasmussen, de Patria Querida, reclamó la falta de autocrítica y dijo que fue un informe muy pobre y alejado de la realidad ciudadana. Gilberto Apuril, de Hagamos, mencionó que existe preocupación ante la baja reacción por los hechos de corrupción.


Se omitieron algunas cuestiones como el caso del desorden administrativo en el tema Covid, en Salud. Oscar Salomón, titular del Congreso.

Se olvidó el presidente de mencionar la escandalosa corrupción y las roscas mafiosas ligadas a políticos. Esperanza Martínez, Frente Guasu.

Un informe carente de ataque contra la corrupción, que es uno de los principales males que tenemos. Stephan Rasmussen, Patria Querida.

Miramos con preocupación la baja reacción ante supuestos hechos de corrupción. Tiene que haber castigo ejemplar. Gilberto Apuril, Hagamos.

Dejá tu comentario