27 feb. 2024

Senado aprueba ley que subsidia solo el gasoil y nafta 93 de Petropar

Documento autoriza a petrolera estatal a vender dos combustibles a precio diferenciado, pero Hacienda deberá compensar rebaja. Se descartaron deuda y subvención a emblemas privados.

Autoridades del Ejecutivo acompañaron el tratamiento de la ley en Senado.JPG

Seguimiento. Autoridades del Ejecutivo acompañaron el tratamiento de la ley en Senado

El Senado sesionó largamente entre la tarde y noche ayer, de forma sorpresiva, para analizar los dos proyectos de ley que presentó el Ejecutivo para subsidiar el precio de los combustibles, considerando la escalada en la cotización internacional.

La sesión fue convocada apenas un par de horas antes del inicio marcado, pero ya para analizar y aprobar solo el planteamiento consensuado. Se trata del proyecto de ley por el cual se establecen medidas transitorias de contingencia, presentado este lunes.

El documento alcanza al gasoil común y a la nafta de 93 octanos solamente de Petropar, por un periodo inicial de dos meses. No alcanza a emblemas privados.

Los senadores descartaron la creación de un fondo de estabilización permanente y, por ende, la utilización de un préstamo de USD 100 millones para la capitalización inicial. En cambio, la propuesta establece que la financiación se hará con ajustes al impuesto selectivo a los propios combustibles, cuya base imponible fue reducida a inicios de febrero para contener los aumentos. También se desechó el aumento del impuesto al tabaco que fue propuesto por el Ejecutivo.

La ley también habla de eliminar todos los cupos de combustible que tienen las autoridades públicas, con lo que esos recursos serán redireccionados al subsidio. Anteriormente, Hacienda y Petropar ya acordaron eliminar las transferencias intergubernamentales, lo que representa aproximadamente USD 2 millones por mes.

El proyecto aprobado, además, permite a Petropar a empezar a comprar carburantes directamente de países productores, exceptuándolos de presentar declaraciones juradas de bienes y rentas. Con esto, se busca abaratar los costos de importación, de modo que el precio de venta sea menor.

El documento pasa ahora a Diputados, que convocaría hoy a sesión para las 13:00.

Críticas. Pese a haber un consenso general, surgieron algunos cuestionamientos hacia el Ejecutivo.

El senador Eusebio Ramón Ayala criticó que la subvención no está focalizada en la población más vulnerable, pudiendo acceder a los menores precios empresas o personas de grandes fortunas.

Hugo Richer, por su parte, subrayó que esta ley es apenas una solución parche a la problemática del combustible. Indicó que la cobertura de Petropar es de apenas el 14% del mercado local, pero ante lo que llamó una “paralización del Ejecutivo”, es la mejor salida temporal. Pidió a sus colegas que mientras se extienda este subsidio, trabajen en conjunto para encontrar una solución definitiva.

Por su parte, Rodolfo Friedmann advirtió que la exclusión de los emblemas privados disminuirá el alcance, ya que la reducción de precios no llegará a zonas sin estaciones de Petropar.

Senador insta a regulación vía Petropar

Para el senador Enrique Salyn Buzarquis, la autorización para que Petropar pueda negociar la compra de combustibles directamente con países productores, ya sin intermediarios, es un gran avance.

El legislador liberal señaló que esto permitirá que la petrolera estatal venda a menores precios.

No obstante, a su criterio, se debe ir pensando en que Petropar debe convertirse en un regulador del mercado, lo que debe aplicarse por ley, a fin de que ya no dependa del humor del gobierno de turno.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.