Política

Se inició el juicio oral para los tres caseros del diputado Tomás Rivas

Fiscal pidió incluir como testigo a periodista de ÚH, que realizó la investigación por la que se inició la causa, además de un perito. Defensa solicitó nulidad de acusación y excluir varias pruebas.

El juicio oral para los tres supuestos caseros del diputado colorado Tomás Fidelino Rivas se inició ayer en tribunales. La Fiscalía pidió incluir testigos, mientras que la defensa requirió la nulidad de la acusación.

En el caso, están acusados Nery Antonio Franco, Reinaldo Chaparro y Lucio Romero Caballero, a quienes la Fiscalía acusa por los presuntos delitos de cobro indebido de honorarios y estafa.

Con respecto al diputado Tomás Rivas, hasta ahora no se pudo realizar la audiencia preliminar, donde se decidirá si el mismo debe o no ir a juicio oral. Por eso, iniciaron el juicio para los demás involucrados.

Los tres están acusados de que recibían salarios de la Cámara de Diputados, cuando que en realidad cuidaban las propiedades del legislador colorado.

Pasado el mediodía de ayer, los jueces Carlos Hermosilla, Fabián Escobar y Wilfrido Peralta dieron inicio a los incidentes previos.

Tomaron intervención en el juicio oral los abogados Javier Darío Acosta, por Franco; y, Gustavo Arieti, por Chaparro, aunque ninguno solicitó la suspensión del juicio.

El fiscal Luis Piñánez requirió la inclusión como testigos de Rubén Fleitas, quien había hecho un informe técnico; y de Fernando Martín Boccia, periodista de ÚH.

Justificó porque el perito había hecho el cruce de llamadas de los acusados, y el periodista había estado en la investigación periodística que originó la causa.

Aclaró el fiscal que sí había pedido una pericia a ser realizada durante el juicio oral.

NULIDAD. Por su parte, el abogado Jorge Bogarín solicitó la nulidad de la acusación del Ministerio Público, teniendo en cuenta que no se cumplieron con los requisitos, según explicó.

Así, indicó que no se precisaba exactamente lo que habían hecho los acusados, por lo que los dejaba sin saber de qué defenderse.

Bogarín también solicitó varias exclusiones probatorias, tales como los cruces de llamadas y el informe técnico sobre el cruce de llamadas.

Este informe es fundamental, ya que determina que los mismos no se encontraban cumpliendo funciones en la Cámara de Diputados, sino que estaban en las casas de Rivas.

Después, los demás defensores se adhirieron a los pedidos de la defensa asumida por Bogarín. También requirieron la nulidad de la acusación y las exclusiones probatorias.

Ya en el traslado, las defensas se opusieron a que se incluyan como testigos a Rubén Fleitas y a Fernando Boccia.

Después, el fiscal Piñánez también contestó los traslados de los pedidos de las defensas. El representante de la sociedad se opuso también a la nulidad de la acusación y al intento de dejarle sin pruebas.

Ya avanzada la tarde, los magistrados decidieron que el viernes, a las 11:00, seguirá el juicio oral, donde decidirán sobre los incidentes previos.

En el caso, en febrero de este año se iba a iniciar el juzgamiento, pero se había postergado para permitir que si el diputado Rivas iba a juicio oral, se realizara la acumulación del caso, y se hiciera un solo juzgamiento para todos los acusados.

Dejá tu comentario