25 may. 2024

Sangre joven, pero sedienta

España inició de forma excepcional su participación en el Mundial de Qatar, goleando por 7-0 a Costa Rica. El equipo del “streamer” Luis Enrique anda de maravillas.

La Roja fue una aplanadora, no le dejó espacio alguno al equipo centroamericano de Luis Fernando Suárez; era un aluvión rojo contra el pobre de Keylor Navas que mucho no podía hacer.

Los números fueron evidentes, con 15 remates de estos 8 fueron al arco (7 goles) de España ante 0 remates costarricenses. La posesión fue de 82% a 18% a favor de los rojos, mientras que los pases totalizaron 1.008 para España y 227 para Costa Rica. Es la primera vez en la historia de los mundiales que un equipo registra esta cantidad de pases superando los 1.000.

Además, Luis Enrique se dio el gusto de mandar a la cancha a todos los juveniles, con los ingresos de Nico Williams (20 años) y Alejandro Balde (19 años).

De los goleadores, brilló el delantero de 22 años de la masía Ferran Torres que marcó dos de los 7 goles. Nota curiosa, es novio de la hija de Luis Enrique.

También anotaron Dani Olmo (24 años), Gavi (18 años), Carlos Soler (25 años) y los experimentados Álvaro Morata y Marco Asensio. El recambio español está fuerte, y Luis Enrique quiere llevarlo al cetro mundial.



vez en toda su historia que España marca 7 goles en un partido de Copa del Mundo como de fase final de Euro.