Sucesos

Sacerdotes en la mira de la Fiscalía en caso de abusos de líder religioso

La fiscala Teresita Torres mencionó que en los próximos días podrían haber más imputaciones dentro del ámbito religioso por no denunciar lo que estaba ocurriendo, pese a tener conocimiento de ello.

La comunidad religiosa se vio salpicada por terribles hechos de denuncias de abusos sexuales en menores por dos casos que recientemente salieron a la luz pública. Los hechos están en plena etapa de investigación fiscal, pero las autoridades eclesiásticas en ambos casos omitieron realizar la denuncia.

La Fiscalía adelantó imputaciones contra miembros del clero.

Uno de los casos se refiere a la detención del un falso líder religioso de 35 años, que manipulaba, extorsionaba y abusaba de sus víctimas menores mezclando su condición de carismático con la compasión que generaba su condición de incapacidad física.

En la causa, la fiscala Teresita Torres, manifestó que en los próximos días estaría formulando imputaciones contra autoridades religiosas por no denunciar los hechos, teniendo pleno conocimiento de lo que estaba ocurriendo.

El otro caso tiene como supuesto autor al sacerdote Anuncio López, párroco de la iglesia Santa María, y quien también era profesor de Filosofía y director de un colegio en Mariscal Estigarribia, Chaco paraguayo.

Este hecho tomó intervención fiscal solamente gracias a que la víctima publicó el hecho en la redes sociales.

carismático. La captura del líder religioso juvenil se dio en la mañana del martes pasado y generó una gran conmoción social, especialmente en las comunidades religiosas de las ciudades de Lambaré y Villa Elisa, teniendo en cuenta que los grupos juveniles los conformaba con adolescentes residentes en dicha zonas. El hombre ya fue imputado por los delitos de coacción sexual, violación y pornografía infantil.

No obstante, la fiscala Torres, manifestó ayer en el programa La Lupa, que “en el transcurso de los días podrían haber más imputaciones dentro del ámbito religioso y podrían ser por no denunciar, y otras cuestiones que todavía se van a profundizar”.

Esto, teniendo en cuenta que sacerdotes de varias iglesias de dichas ciudades de Central, habrían tenido conocimiento de la manera en que operaba el falso líder religioso, pero no realizaron ninguna denuncia hasta que una de las víctimas decidió formalizar su caso ante el Ministerio Público.

El valor de la primera denunciante produjo que otras víctimas más formalicen sus denuncias, por lo que la Fiscalía actualmente cuenta con más de 20 relatos de testimonios.

Asimismo, la fiscala detalló que el hombre extorsionaba a sus víctima para que paguen sus gastos personales, ya que tenía en su poder fotografías íntimas y las amenazaba con sacarlas de algunos cargos que tenían en el movimiento religioso, si es que no cumplían sus pedidos y resaltó que para ello, “usaba varios métodos de manipulación”.

Dejá tu comentario