29 may. 2024

Robos de cables dejan pérdidas millonarias a la ANDE y Copaco

FLAGELO. Los robos de cables cometidos por chespis son el inicio del negocio del contrabando de cobre.

CADENA. Los grandes contrabandistas envían el cobre al Brasil por la frontera seca en Canindeyú.

Instituciones como la Compañía Paraguaya de Comunicaciones (Copaco) y la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) sufren millonarias pérdidas a consecuencia del flagelo de robo de cables en espacios públicos, que mayormente son perpetrados por los llamados chespis para la extracción y venta del cobre, de manera ilegal, a recicladoras.

De esta manera, inicia el enorme negocio del contrabando de cobre, que es enviado por grandes acopiadoras de desechos hasta el Brasil por la ruta PY02 Doctor José Gaspar Rodríguez de Francia, cruzando la frontera seca entre las ciudades de Pindoty Porã, Departamento de Canindeyú, y Sete Quedas, Estado de Mato Grosso do Sul, Brasil.

Un informe revelado por la Compañía Paraguaya de Comunicaciones (Copaco) indica que dicha institución sufrió una pérdida mensual de G. 1.346.970.000 el año pasado, por el robo de cables en ciudades de Central y en Asunción.

El reporte indica que el año pasado la entidad contabilizó la pérdida de 84.806 metros de cables, que fueron robados, afectando a 44.899 clientes.

Las ciudades más afectadas con este flagelo en el Departamento Central son Fernando de la Mora, con 4.619 metros de cables robados, perjudicó a 4.317 clientes; en Lambaré fueron robados 6.058 metros de cables, afectando a 3.795 clientes, y en Villa Elisa se robaron 13.475 metros de cables, que afectaron a 943 clientes. En Luque se robaron 29.914 metros de cables, llegando a afectar a 4.282 clientes; en Capiatá se robaron 6.559 metros de cables, que afectó a 2.923 clientes.

El documento resalta que en el centro de Asunción se robaron 2.040 metros de cables.

Mientras que la ANDE, el año pasado, registró el robo de 17.200 metros de cables de diversas medidas, ocasionando una pérdida aproximada de G. 480 millones.

Desde la ANDE comentaron que las zonas más afectadas fueron el primer tramo de la Costanera Norte, en donde se robaron 3.163 metros.

Las zonas más afectadas son los alrededores del Palacio de Gobierno, la Costanera de Asunción y la avenida General Santos, donde se reportaron el robo de 1.496 metros de diversos tipos de medidas de cables.

También en la zona del Jardín Botánico, donde se robaron 3.163 metros de cables, y la avenida Primer Presidente, de donde se robaron 2.890 metros aproximadamente.

En el Departamento Central, se vio afectado el tramo de la autopista desde las Residentas hasta Ñu Guasu, en Luque, de donde se robaron 2.953 metros de cables.

Policías buscan plan para prevenir robos de cables

Para la Policía Nacional, el robo de cables para obtener el cobre es un delito que va en aumento y sindican como la principal causa del problema el incremento del consumo de estupefacientes, especialmente el crac.

Esto, teniendo en cuenta que los adictos son señalados como los principales autores de los robos de cables, debido a su rápida venta en el mercado negro a recicladoras.

El cobre se comercializa en las distintas chatarreras ubicadas en San Lorenzo, Luque, Limpio o Mariano Roque Alonso, a un precio promedio por kilogramos de entre 30.000 y 35.000 guaraníes, que es superior a los precios de otros metales en desuso.

Las ciudades más afectadas del Departamento Central son San Lorenzo, con 23 casos; Luque, con 11 casos; Capiatá, con 24; y Lambaré, 16 casos.

Desde la Policía informan que cuentan con un plan estratégico a ser implementado para prevenir el robo de cables eléctricos o de telecomunicaciones; este consiste en la recolección de datos de los puntos en los que se encuentran instalaciones que contengan gran cantidad de cables expuestos, a fin de realizar patrullas constantes en esos lugares.

También se busca coordinar acciones con las comisiones vecinales y guardias de seguridad privados, para dar aviso vía telefónica u otros medios sobre situaciones sospechosas. Además, se llevan adelante patrullas preventivas e incursiones en horarios nocturnos para prevenir este tipo de hechos.

UHSUC20240217-040b,ph01_29576.jpg

Operativo. La Policía busca frenar aumento de robos de cables.

Más contenido de esta sección
Ninguna institución se interesa por el tráfico impune de cobre al Brasil que se estaría consumando inicialmente en los departamentos de Canindeyú y en Alto Paraná. Hasta la fecha no hay causas.
Ninguna institución ve el contrabando de cobre desde el Paraguay al Brasil o la triangulación desde la Argentina al Paraguay con destino final al Brasil, que se estaría consumando inicialmente en Canindeyú y en los últimos meses en Alto Paraná.
El juicio oral por el caso de la firma Insumos Médicos SA (Imedic), por los medicamentos oncológicos, inició ayer en Tribunales. La defensa de la acusada Patricia Ferreira solicitó excluir a 78 testigos presentados por la Fiscalía, porque nunca declararon ante el fiscal y no se sabe qué van a decir en la audiencia.
Vecinos del barrio modelo San Francisco de Zeballos Cué aseguran que en reiteradas veces se denunciaron los puntos de venta de droga en la zona, que propician el aumento de la inseguridad.
Flagelo. Los vendedores de drogas se ubican estratégicamente cerca de los centros educativos y utilizan como delivery a menores.