Política

Reúnen firmas para la pérdida de investidura del diputado Portillo

 

Los diputados Sebastián García, Sebastián Villarejo y Rocío Vallejo, del Partido Patria Querida (PPQ); además de Kattya González y Norma Camacho, del Partido Encuentro Nacional (PEN), ya firmaron la iniciativa que solicita la pérdida de investidura de su colega liberal Carlos Portillo, quien está imputado por tráfico de influencia, cohecho pasivo agravado, soborno y asociación criminal.

Otros legisladores que se comprometieron a firmar el pedido son los del Partido Hagamos (Tito Ibarrola y Carlos Rejala), junto con algunos liberales. La propuesta será presentada mañana, miércoles, y el pleno de la Cámara Baja deberá establecer el mecanismo para garantizar que Portillo se defienda, teniendo en cuenta que fue derogada la ley de autoblindaje que reglamentaba el artículo 201 de la Constitución Nacional, relacionada con la pérdida de investidura.

Los legisladores señalan en el documento que solicitan el tratamiento de la pérdida de investidura del diputado Carlos Antonio Portillo Verón en atención a las imputaciones que pesan en su contra, en especial la relacionada con el artículo 201 de la Carta Magna, que establece que los senadores y diputados perderán su investidura por “el uso indebido de influencias fehacientemente comprobado”.

EL CASO. Según los datos, en el mismo caso de Portillo está imputada la abogada Lucía Escobar, por tráfico de influencias, soborno y asociación criminal. La jurista sería el nexo con Auda Fleitas de Giménez, procesada por producción de documentos no auténticos y estafa, a quien se escucha hablar con Portillo en un audio filtrado. El legislador le dice a la mujer que dos camaristas ya habrían firmado una resolución favorable en su caso y que solamente falta la firma de Isidro González Sánchez. El político liberal admitió que habló con Fleitas, pero negó que sea tráfico de influencia.

Desde el momento en que se anunció la investigación contra Portillo, sus pares de la Cámara de Diputados hablaron de la posibilidad de que pierda su investidura o sea suspendido, pero hasta ahora no se concretó ninguna acción. De hecho, en la pasada sesión la falta de cuórum impidió que se trate el asunto.

Los parlamentarios que reúnen las firmas para presentar el pedido de pérdida de investidura detallan en el documento que una vez que se reciba la solicitud se convoque a una sesión extraordinaria en un plazo máximo de cinco días hábiles, “para oír las fundamentaciones del pedido de pérdida de investidura solicitado y a fin de que el diputado ejerza su defensa conforme lo establece el art. 17 de la CN. Luego de la defensa, que el pleno proceda a la votación respectiva”.

Dejá tu comentario