Política

Repatriados llegan a 6.000 y endurecen los controles

 

El ministro de Asuntos Internacionales, Federico González, informó ayer que alrededor de 6.000 connacionales arribaron al país desde el comienzo de la cuarentena sanitaria, de los cuales más de 2800 ya se encuentran en sus casas, tras dar negativo a la prueba del Covid-19.

González sostuvo que actualmente se cuenta con 54 albergues en todo el país, además de 39 hoteles y 3 posadas con más de 1.400 habitaciones. En ese sentido, el secretario de Estado hizo un llamado a los connacionales y advirtió que se reforzará el control. Sostuvo que todo aquel que regrese al país indefectiblemente deberá acudir a uno de los albergues designados por el Gobierno. Indicó que entiende la situación de ansiedad que viven los compatriotas al querer volver a sus domicilios pero las medidas son necesarias.

“Todos los compatriotas que regresan quieren ir a sus casas, nadie quiere ir a un albergue ni siquiera a un hotel. Comprendemos lo dificultoso que es que no puedan volver sus casas porque el deseo de querer regresar no lo tenían desde el momento que despegó el avión, lo tenían desde antes, algunos durante meses. Los que lleguen irán a albergues durante 24 o 48 horas, serán examinados y el médico determinará si va a su casa o no”, sostuvo.

González afirmó que todos los días se buscan nuevos albergues para los compatriotas que van llegando.

“Como Gobierno tenemos que ver a todos los compatriotas como potenciales positivos de coronavirus, es una realidad, pero no por eso le vamos a tratar como unos monstruos o otras cosas”, señaló el asesor.

“Lastimosamente no se puede recibir a todos de una vez. Porque si vinieran tendrían que ir a sus hogares y es un riesgo muy grande. Los albergues están cumpliendo su rol y el objetivo. Si tienen lugar los albergues y lugares dignos van a volver”, dijo.

González señaló que los Consulados no cuentan con fondos y deben asistir a los compatriotas.

Dejá tu comentario