Política

Reflotan las  coordinadoras coloradas para captar los votos de funcionarios

El Partido Colorado se metió de lleno en las instituciones públicas. Hasta en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados hay una coordinadora para controlar a funcionarios y sus familiares.

Más de 100 coordinadoras coloradas operan en las instituciones públicas agrupando a funcionarios para captar sus votos y los de sus familias en las elecciones. Esta situación se suma a los ministros que están en campaña para ocupar cargos públicos.

Instituciones que anteriormente no estaban partidizadas hasta ese punto, ya cuentan con coordinadoras, como la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas, el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, la Secretaría de Emergencia Nacional, la Secretaría de la Función Pública, entre otros. “Ahora se están metiendo muchas instituciones que antes no tenían”, comentó Alberto Cañete, presidente de la Central de Coordinadoras Coloradas de Funcionarios Públicos.

Estas coordinadoras tienen la venia para implementar un sistema de control donde los coordinadores se hacen responsables de llevar la mayor cantidad de votos al candidato que respaldan. Para ello, cada coordinadora cuenta con un listado de sus miembros a los cuales los encargados deben llamar a cada uno a fin de encargarle que vaya a votar y que lleve a sus familiares directos, como papá, mamá, cónyuge e hijos. Antes del cierre de los locales de votación, el coordinador volverá a llamar a cada funcionario colorado, a fin de asegurar que haya ido a votar. Luego se hará un cruce de datos, para saber si la persona fue o no a votar. “No existe ningún apercibimiento”, aseguró Cañete y agregó que “se liberan los votos para diputados, senadores, y miembros de la Junta.”

JURADO CON HONOR. En algunas instituciones funcionan coordinadoras del oficialismo y el cartismo, y en las creadas recientemente solamente de uno y otro movimiento, como en el JEM, donde se habilitó por primera vez con el nombre Jurado con Honor y es el cartismo a través de uno de sus miembros, el diputado Hernán David Rivas, quien moviliza a los funcionarios para captar los votos. Esta situación fue denunciada por el diputado Eusebio Alvarenga, quien destacó que el “JEM no puede estar metido en campañas políticas, siendo que es un organismo que enjuicia a magistrados”.

También están en campaña los funcionarios administrativos y de blanco del Ministerio de Salud y del IPS, donde ambos movimientos operan fuertemente.

También los docentes están trabajando en esta campaña y participan con el ministro de Educación a la cabeza de actividades partidarias. Son muy pocas las instituciones públicas que aún no cuentan con estas agrupaciones, como la Seprelad, el Ministerio de la Niñez.

Estas agrupaciones partidarias para funcionar necesitan el reconocimiento de la ANR y actualmente tarda en otorgar a las coordinadoras creadas por el oficialismo y habilita a las coordinadoras del cartismo con mayor rapidez, visibilizando también que forman parte del internismo colorado. El internismo se dejará de lado tras las elecciones internas y cada coordinadora deberá trabajar por la Lista 1, sin importar la calidad del servicio público que se brinda. Cabe recordar que desde la Dinac, los funcionarios aseguraron que llevaron 3000 votos para Carlos Echeverría en Luque, asegurando su reelección. La Fiscalía abrió investigación, pero sin resultados.

Dejá tu comentario