Mundo

Putin moviliza reservistas y escala conflicto con un “chantaje nuclear”

Líderes occidentales rechazaron la amenaza del presidente ruso, Vladimir Putin, de utilizar armas nucleares durante un discurso donde autorizó la movilización de 300.000 reservistas.

Los líderes occidentales rechazaron este miércoles la velada amenaza nuclear contra Ucrania por parte del presidente ruso, Vladimir Putin, al que ven cada vez más “débil”, y le recordaron que en un enfrentamiento atómico no hay vencedores.

En un mensaje televisado, Putin anunció esta mañana la movilización parcial de 300.000 reservistas para la guerra en Ucrania en un discurso en el que calificó de “chantaje nuclear” la posición de la OTAN, que, en su opinión, se propone “destruir” a Rusia.

Putin fue rotundo al decir que si la integridad territorial de Rusia se ve “amenazada”, utilizarán “todos los medios” a su alcance para proteger al país. “No es un farol”, advirtió al agregar que aquellos que intentan chantajearles con armas nucleares deben saber que “la rosa de los vientos también puede girar en su dirección”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no tardó en responder a Putin y nada más arrancar este miércoles su intervención ante la Asamblea General de la ONU atacó a su homólogo ruso, al que recordó que “una guerra nuclear no puede ganarse y nunca debe lucharse”. En el mismo sentido se manifestó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien llamó a la “calma” a Rusia y aseguró que Putin “sabe muy bien” que una guerra nuclear no tiene vencedores.

INACEPTABLE. El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, se sumó a estas críticas a Putin y advirtió de que la paz mundial está “en peligro” por la “grave escalada” que suponen las decisiones de Moscú.

Según Borrell, “amenazar con armas nucleares es inaceptable y un peligro real para todos”.

También en Nueva York, el presidente español, Pedro Sánchez, pidió mesura ante el posible nuevo escenario en la guerra de Ucrania y dijo que en esta situación hay “que ser prudentes y no contribuir a la escalada verbal”.

Poco después, el presidente francés, Emmanuel Macron, se sumó a estas críticas a Putin desde las Naciones Unidas y pidió que todo el mundo ponga “un máximo de presión” sobre el dirigente ruso.

El jefe de Estado de Francia, una de las ocho naciones con armas nucleares, dijo que su país es “una potencia (atómica) responsable” y que al igual que Estados Unidos y el Reino Unido han sido “claros y rigurosos en la doctrina de no participar en ninguna escalada”. La Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN), premiada con el Nobel de la Paz en 2017, condenó también la amenaza de usar armamento atómico de Putin, cuya actitud tildó de “extremadamente peligrosa e irresponsable”.

SEÑAL DE DEBILIDAD. Para EEUU y la OTAN, la decisión de Rusia de movilizar a 300.000 reservistas es una señal de las dificultades que está encontrando Moscú en su guerra en Ucrania, mismo síntoma que creen ver la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y la primera ministra del Reino Unido, Liz Truss, que se reunieron este miércoles en las Naciones Unidas por primera vez desde que la segunda asumió el cargo.

Para ambas, los anuncios de hoy de Putin “son una declaración de debilidad”, dijeron en un comunicado conjunto. El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dijo, en una entrevista que publica el diario alemán Bild, que Putin quiere ahogar a Ucrania en sangre, “pero también en la sangre de sus propios soldados”.

El canciller alemán, Olaf Scholz, también ve en el anuncio de este miércoles un “acto de desesperación” al comprobar que tras siete meses de guerra, Rusia no ha logrado sus objetivos y que desde Moscú se subestimaron la “voluntad de resistir de los ucranianos, pero también la unidad y la determinación de los amigos de Ucrania”.

Menos contundente se mostró de nuevo China, país que abogó por el “diálogo” y por apoyar “cualquier esfuerzo que conduzca a un alto el fuego en Ucrania”.


Más de 1.000 detenidos y tiques de avión para salir de Rusia se agotan
Al menos 1.026 personas fueron detenidas el miércoles en Rusia durante las manifestaciones contra la movilización de reservistas para la ofensiva en Ucrania anunciada horas antes por el presidente Vladimir Putin, indicó una oenegé.
Según OVD-Info, una organización especializada en el recuento de detenciones, hubo manifestaciones en al menos 38 ciudades del país. Se trata de las mayores protestas en Rusia desde las que siguieron al anuncio de la ofensiva rusa en Ucrania.
Los rusos que buscaban billetes de avión para salir de Rusia se han encontrado con que no había ya disponibilidad para destinos como Estambul, Ereván o Bakú u otros que no piden visado, coincidiendo con el anuncio de Putin de una movilización parcial, según medios, como RBC y The Moscow Times.
Según los buscadores de las aerolíneas Turkish Airlines, Azerbaijan Airlines y Armenia Aircompany, no hubo ya vuelos hasta dentro de unos días o solo en clase Business.
Al mediodía, los vuelos directos a Kazajistán, Uzbekistán y Kirguistán también desaparecieron de agregadores como aviasales.ru.
De acuerdo con la jefa de la Agencia Federal de Turismo, Zarina Dogúzova, actualmente, no hay restricciones para que los rusos abandonen el país, debido a la movilización parcial. “Recibo muchas preguntas sobre ir al extranjero en condiciones de movilización parcial. Según nuestra información, por el momento no hay restricciones”, escribió en su canal de Telegram. AFP-EFE

Dejá tu comentario