Economía

Preocupa más la baja venta que entrega regulada en INC

 

Empresarios del sector de la construcción descartaron problemas con el anuncio de racionalización de entrega de pórtland por parte de la Industria Nacional del Cemento (INC), que se encuentra con dificultades para hacer llegar la materia prima debido al estiaje del río Paraguay. Preocupa más la baja venta por la crisis, según coincidieron.

El presidente del Grupo Chacoré, Sergio Ferreira, dijo ayer que no le compran mucho a la cementera estatal y que la inquietud central que tienen en estos momentos es la escasa venta de cemento. “No hay mucha demanda”, lamentó.

Indicó que el año pasado había mucha demanda como siempre ocurre en el tramo final del año. “Compramos de la INC y de Yguazú, también cemento boliviano, pero estamos vendiendo menos de lo deseable por la situación económica difícil existente”, sentenció.

Por su parte, el arquitecto Luis Tavella, directivo de la UIP y referente del sector de la construcción, sostuvo que en este momento no cree que se produzca escasez de cemento si es que la cementera estatal reduce su entrega debido a problemas con la bajante del río.

“La realidad es que la INC hace mucho tiempo no produce lo que debería de producir y la fábrica sigue teniendo problemas por más que se haya hecho una inversión de 80 millones de dólares. Supuestamente iban a producir 80 a 90 mil bolsas, pero no es así”, remarcó.

Añadió que el otro aspecto del análisis es que la construcción fácilmente cayó un cincuenta por ciento este año. “Creo que esto de la INC no debería afectar”, sentenció.

Sobre el punto, Tavella citó como ejemplo que en épocas de más demanda la estatal entrega cemento en dos o tres semanas, pero en este momento, debido a la baja demanda en el mercado, si se pide hoy ya entregan mañana al mediodía la carga.

“Todo esto da la pauta de que no hay demanda. Puede ser que te entreguen en ocho a diez días. Es lo que puede suceder, pero no debería de tener problemas porque este año no es igual que el año pasado y los años anteriores. Es un año de mucha crisis, sobre todo en el sector de la construcción. Insistió en que el sector está resentido porque no hubo inversión del Estado en viviendas ni ofertas de créditos accesibles para la gente.

Dejá tu comentario